¿Qué es la curvatura peneana y cómo solucionarla?

La salud sexual masculina siempre  ha sido una incógnita, debido a que los hombres no son muy comunicativos en este sentido. Cuando hablan de ella es porque en realidad lo ameritan.  

La curvatura peneana (enfermedad de peyronie), no aparece de la noche a la mañana. Los hombres  se percatan de ella sin previo aviso, entre los 18 y 25 años, momento en el que tienen una vida sexualmente activa.

En el momento en que las erecciones comienzan a presentarse es cuando se dan cuenta de la curvatura peneana.  

En la mayoría de los casos, no desean confesarlo ni mucho menos acudir al médico.

Es importante resaltar que esta curvatura se detecta sólo en estado de erección y no en flacidez.

Esta curvatura no se elimina por sí sola, a medida que pasa el tiempo, su frecuencia puede aumentar. Lo ideal es acudir al médico para obtener el diagnóstico preciso y tratar la alteración.

¿Qué es la curvatura peneana?

A simple vista es una curvatura que se presenta de manera anormal en el pene  al momento de producirse la erección y esto genera dolor en el hombre y dificulta la penetración.

Causas de la curvatura peneana

Las causas de la curvatura peneana se deben a la aparición de tejido cicatricial fibroso en la parte profunda del pene. Esto puede aparecer de forma espontánea o por lesiones anteriores a nivel del pene.

La presencia del tejido fibrótico es lo que produce el endurecimiento en una zona específica del pene, dando origen a una curvatura peneana  que solo se puede apreciar durante la erección.

Esto se caracteriza por la presencia de nódulos o placas calcificadas  en algunos casos, a nivel de la túnica albugínea de los cuerpos cavernosos del pene. Esto es lo que ocasiona su curvatura en el momento de la erección.

Síntomas de la curvatura peneana

Cuando el paciente presenta curvatura peneana, es normal que padezca síntomas como:

  1. Deformidad o curvatura en la región del pene de forma inesperada ya sea hacia la derecha, izquierda, hacia arriba o hacia abajo del eje central, produciendo dolores en la erección.  
  2. Posible disfunción eréctil
  3. Diversas alteraciones además de la curvatura, acortamiento y estrechez del pene.
  4. Imposibilidad de penetrar a la pareja.

Una ligera curvatura en el pene suele ser normal, lo alarmante sería cuando la misma aparece de forma imprevista en muy poco tiempo, además de esto acompañada de dolor durante la erección, dando como consecuencia malestar durante el coito.

¿Cómo se diagnostica la curvatura peneana?

En el momento de darse cuenta del problema se debe acudir al médico, quien es el indicado para hacer el diagnóstico. Dicho procedimiento se hace por medio de un examen físico.

La dureza producida por la fibrosis se palpa a través de la piel aunque no esté en erección.

La ecografía al igual que la toma de fotografías (frente y perfil) son los estudios indicados al momento de realizar un diagnóstico.

Es ideal realizarlos cuando el pene se encuentra en erección.

Con estos exámenes, se puede precisar el grado de curvatura.

Nada de lo realizado es un procedimiento molesto y mucho menos causa dolor.

Son muchos los pacientes que evitan acudir al médico pensando que así como apareció la curvatura va  desaparecer por sí sola y en cualquier momento. Sin embargo, están en un error, esta afección puede empeorar a medida que pase el tiempo si no se toman medidas o se inicia el tratamiento.

¿Cómo solucionar la curvatura peneana?

Se deben tomar medidas terapéuticas que ayuden a solventar el problema debido a que  puede ocasionar alteraciones al estado de salud tanto físico como emocional del paciente.

Existen pacientes que presentan curvaturas menores a 30 grados y mantienen sus relaciones sexuales sin problemas, además no requieren de ningún tratamiento.

En los casos donde la curvatura es mayor, pueden producirse problemas en el momento de la penetración. Esto suele suceder en pacientes cuyas curvaturas son mayores a los 90 grados.

También puede ocurrir que se produzca un acortamiento además de disfunción eréctil debido a la presencia de la fibrosis o placa que dificulta el llenado de sangre del área distal del pene generando problemas de erección.

Los pacientes deben tener claro que es normal no tener un pene totalmente recto; la mayoría tienen una ligera curvatura. Es por ello que deben estar conscientes qué es lo normal y cuándo en realidad existe un problema.

La solución para esta afección hasta hace algunos años era la cirugía, pero en algunos casos, esto sólo aumentaba la fibrosos.

Además, otro inconveniente que presenta esta cirugía es que no se ha podido conseguir un implante sintético capaz de sustituir los tejidos de forma adecuada.

A nivel médico, existe un procedimiento que se conoce como la colagenasa que posee indicaciones específicas.

Existen casos donde el tratamiento con inyecciones de colagenasa no produce ninguna mejoría.

Actualmente se cuenta con varias técnicas que combinadas permiten solucionar la curvatura peneana.

Según expertos en la materia, la aplicación de esta técnica ha dado grandes resultados.

Entre ellas, las ondas de choque son una alternativa muy eficiente en la curvatura peneana, ya que mejoran el dolor y la erección.  Actúan en la placa fibrótica y en el tejido eréctil.

Lo ideal es acudir a un médico especializado cuando sea necesario,  quien luego de realizar el diagnóstico, orientará al paciente sobre la mejor alternativa para su caso según la sintomatología que presente y el grado de curvatura peneana.

Todo paciente que acude a su médico debe confiar en él,  de esta manera logrará solucionar o aminorar su problema con las mejores técnicas, procedimientos y diagnósticos acorde a lo que presenta.

La confianza en un profesional médico es el primer paso para emprender el tratamiento acorde a la sintomatología que presente el paciente.

Causas que afectan a la erección masculinas y sus soluciones

Los hombres en algún momento de su vida pueden verse afectados por esta situación, la cual suele convertirse en un verdadero dolor de cabeza para algunos. Para ellos es muy importante mantener una vida sexual activa y una función eréctil saludable.

Los problemas para mantener la erección son frecuentes y pueden presentarse en cualquier momento durante la vida sexual activa de un hombre sin que esto sea objeto de alarma. Cabe destacar que son muchos los que a menudo pasan por este tipo de situación.

Cuando se haya establecido que existen problemas para mantener la erección, debe tomarse en cuenta la capacidad de tener una erección firme durante la relación sexual.

En caso tal que no llegue a lograrse o se genere su pérdida durante el coito, es el momento de aceptar la presencia de un problema de erección, además de conocer su origen para solucionarlo.

Para que una erección pueda llevarse a cabo, el cerebro, sistema nervioso, hormonas y vasos sanguíneos deben estar involucrados y funcionar correctamente. Esta se produce cuando los cuerpos cavernosos se relajan dando paso al flujo de sangre, acción que traerá como consecuencia la expansión y la fuerza del pene.

Al terminar con dicha elevación, la sangre saldrá y se produce la relajación de los genitales masculinos.

En el momento que ocurra una alteración en este proceso es cuando se producen los problemas para mantener la erección.

Causas de los problemas de erección

Existen múltiples causas capaces de desencadenar problemas de erección, entre ellas se encuentran:

  • Problemas físicos, hormonales o vasculares (en el 80% de los casos), y problemas psicológicos o neurológicos (en un 20% de los casos).
  • Las emociones o el estrés pueden generar dificultad para mantener las relaciones, y como consecuencia es posible que el hombre no pueda lograr la erección.

Esto lo podemos ver en los casos de:

  • No poder mantener una comunicación adecuada con la pareja.
  • Encontrarse bajo situación de estrés, ansiedad, miedo, rabia, dudas o en situación de fracaso.

Estas causas pueden presentarse con mayor frecuencia en hombres jóvenes.

Algunas enfermedades como:

Diabetes: Puede producir alteración en los vasos sanguíneos y en los nervios,  por esta razón, muchos pacientes suelen presentar trastornos de la erección producto de esta enfermedad. Ver relación entre la diabetes y la disfunción eréctil.

Hipertensión arterial: O también afecciones cardiovasculares donde la principal alteración es producida por trastornos en la circulación que desencadenan problemas de erección.

Trastornos hormonales como los de tiroides.

Ateroesclerosis El colesterol alto puede causar la aparición de placas a nivel de los  vasos sanguíneos, capaces de causar problemas circulatorios.

Esto trae como consecuencia  menor flujo de sangre al pene y de esta manera causar problemas para mantener la erección.

Cuadros depresivos, problemas del sistema nervioso como por ejemplo esclerosis múltiple, enfermedad de Parkinson o alteración de los nervios a nivel de próstata. Esto se puede presentar en los casos de cirugías previas.

Cualquier afección de columna en la parte baja de la espalda puede producir una lesión de los nervios en esta zona, trayendo consigo  en algunas ocasiones trastornos en la erección.

En algunos casos, los trastornos de erección suelen ser temporales.

También existen medicamentos capaces de provocar esta alteración dentro de los cuales podemos mencionar:

  • Antihipertensivos, antidepresivos, tratamientos para el sistema cardiovascular como la digoxina (estos medicamentos podrían causar problemas para mantener la erección).
  • Tratamientos para el insomnio, medicamentos utilizados en trastornos gástricos.

Existen otras causas capaces de desencadenar estas dificultades como por ejemplo:

Consumo de sustancias tóxicas como  cocaína, nicotina o el alcohol, que llegan a ocasionar o agravar los problemas de erección.

Bajos niveles de testosterona, lo cual afecta la sexualidad en los hombres produciéndose trastornos de erección.

A medida que se avanza en edad, es más común que los factores físicos que desencadenan problemas para lograr o mantener la erección se incrementen.

En algunos casos, determinar las causas del problema de erección puede llevar  algún tiempo, y esto sólo se logra acudiendo al médico.

En ciertas ocasiones, suele resultar muy sencillo, mientras que en otras se necesita mayor tiempo de estudio.

Los problemas para lograr o mantener una erección se conocen clínicamente como disfunción eréctil, un padecimiento que siempre ha existido.

Soluciones para mantener la erección

En la  mayoría de las ocasiones, es normal ver a los hombres que sufren de este problema buscar la ayuda tiempo después de tener la enfermedad y no de forma inmediata.

Luego de haberse percatado del problema, se debe contar con el apoyo de la pareja, de esta manera, podrán solucionar juntos esta alteración.  Se recomienda acudir a terapias o asesorías sexológicas con el fin de estimular la unión entre ambos.

En caso de que la causa sea producto de una enfermedad como diabetes o trastornos cardiovasculares,  se debe recurrir a un cambio en el estilo de vida (régimen alimenticio, practicar ejercicio, mejorar los hábitos de sueño).

Al mismo tiempo se recomienda dejar de fumar, bajar la ingesta de alcohol y en caso de consumo de droga dejar de consumirla.

Es importante que sepas que la pareja y el médico son los  mejores aliados en este momento.

Reconocer el problema o no buscar la ayuda pertinente puede dañar  la relación de pareja y la autoestima.

Es por ello que se debe buscar ayuda inmediata una vez descubierta la alteración.

Los problemas de erección se deben manejar a cualquier edad y actualmente se puede contar con un equipo multidisciplinario formado por un médico especialista, urólogo, sexólogo y un psicólogo. Desde su área, cada uno de ellos  brindará las pautas a seguir y las recomendaciones acorde a la sintomatología y de acuerdo a cómo se sienta anímicamente el paciente.

Es importante solicitar la ayuda especializada, ellos  guiarán y darán las herramientas necesarias para salir adelante y aclarar las dudas.

En caso de  no acudir con el médico o profesional experto en la materia, los problemas sexuales aumentarán y se tardarán un poco más en resolverse.

En muchas ocasiones, la presencia de este problema puede ser un aviso del cuerpo para decir que algo  está pasando y que debido a esto no está funcionando bien.

Las 10 principales causas de la Eyaculación Precoz

La eyaculación precoz es la alteración sexual más frecuente en los hombres. Esta se produce con la mínima estimulación sexual, acción que obliga a detener el coito en algunas ocasiones por insatisfacción de sí mismo o de la pareja.

La eyaculación precoz suele aparecer en cualquier edad, aunque se presenta con mayor frecuencia en los jóvenes precisamente por la inexperiencia y poca actividad sexual.

En primera instancia, es posible que no se considere como un problema de salud, sin embargo, se trata de una patología sexual importante, cuando su presencia es constante e impide tener una vida sexual satisfactoria tanto del hombre como de su pareja.

Desafortunadamente, son  pocos los hombres que acuden al médico con el fin de buscar soluciones.

Cuando la situación lo requiera, es necesario contar con ayuda de profesionales de salud sexual masculina que  brinde las herramientas necesarias para solucionar el problema. Son muchos los factores que pueden desencadenar la aparición de la eyaculación precoz; desde causas físicas hasta psicológicas, en varios casos, estas  pueden pasar desapercibidas para el que la sufre.

Es muy común eyacular prematuramente en las primeras experiencias sexuales bien sea por inexperiencia, ansiedad o  por intentar no quedar mal ante la pareja sobre todo cuando es la primera vez.

En la medida que el hombre  aumente su experiencia en este ámbito, tendrá mayor control de sus  eyaculaciones, aumentando la confianza en sí mismo y en su pareja.

Antes de conocer las causas de la eyaculación precoz debemos tener en cuenta en qué consiste esta alteración.

La eyaculación precoz es una disfunción que sucede de forma involuntaria.

Existen alteraciones psicológicas y orgánicas capaces de darle origen; dentro de estas alteraciones podemos mencionar las 10 principales  causas de la eyaculación precoz.

 

  1. Desde el punto de vista psicológico el estrés y la ansiedad son una de las principales causas de la eyaculación precoz. Si esto sucede por primera vez, es normal sentirse preocupado por quedar bien con la pareja, en caso de haber padecido esta afección con anterioridad,  puede producir estrés, y esto será un detonante para que se produzca la eyaculación de  manera más rápida e involuntaria, entrando en un círculo vicioso. La razón principal en muchos hombres, es un mal aprendimiento del control eyaculatorio, es decir que las primeras experiencias sexuales o de autoestimulación, se llevan a cabo con prisa y esto se convierte en un mal hábito.

 

  1. El uso excesivo de alcohol: el uso indiscriminado de estas sustancias pueden hacer que se pierda el control del cuerpo y se afecte la atención en la eyaculación, de esta manera se provoca la pérdida de la concentración durante el acto sexual, por esta razón, se debe disminuir el consumo de alcohol o de cualquier tipo de estimulante para poder disfrutar por más tiempo del coito.
  2. Fármacos y drogas: La ingesta de fármacos o drogas como la cocaína, mariguana, diuréticos, antihipertensivos pueden ocasionar  esta disfunción.

 

  1. Relaciones sexuales poco frecuentes: Cuando los hombres no tienen relaciones sexuales con mucha frecuencia, se corre el riesgo de padecer eyaculación precoz.

 

  1. Poca satisfacción con la vida sexual: El hecho de no lograr las expectativas sexuales puede ocasionar dudas que alteren el control de la eyaculación. La falta de interés en las relaciones sexuales pueden acelerar el momento de llegar al clímax. Esto trae como consecuencia insatisfacción pues los orgasmos serán menos intensos.

 

  1. Causas biológicas: que en determinado momento  producen trastornos neurológicos  alterando la sensibilidad a nivel de los receptores cerebrales de la serotonina al igual que déficit de magnesio y zinc.

 

  1. Trastornos circulatorios: Es importante saber que la erección se produce por el flujo de sangre hacia los conductos cavernosos. Cualquier alteración en el flujo normal de sangre hacia esta zona puede producir que la expulsión del semen se realice antes de tiempo, lo que produciría la eyaculación precoz. Muchas veces, la eyaculación prematura, es el primer síntoma de la disfunción eréctil.

 

  1. La disminución o falta de fuerza en los músculos pubeococcigeos: En el caso de que estos músculos se encuentren débiles y no dispongan de la fuerza necesaria será difícil detener la eyaculación. Esta alteración se puede contrarrestar con técnicas para retardar la eyaculación precoz a través de ejercicios de Kegel.

 

  1. Trastornos Urológicos como infecciones urinarias o de próstata conocidas como prostatitis crónica pueden ser la causa de eyaculación precoz.

 

  1. Trastornos Neurológicos: La esclerosis nodular, neuropatías además de alteraciones hormonales como la tiroides y las glándulas suprarrenales pueden ser causantes de eyaculación precoz.

Una vez conocidas las causas que pudieran desencadenar la eyaculación precoz es recomendable hablar del problema con la pareja (si se tiene), y buscar solución juntos de la mano de un profesional.

No se le debe restar importancia a eyaculación precoz, sino buscar la ayuda necesaria para enfrentarlo; lo importante es seguir las indicaciones médicas y ser constante con el tratamiento. También se pueden implementar técnicas de relajación, respiración o ejercicios a nivel pélvico, estos últimos son ejercicios para fortalecer el piso pélvico. En los hombres estos son los ejercicios de Kegel y son los mejores para contrarrestar la eyaculación precoz.

Los músculos que están en el suelo pélvico son los que se encuentran entre el ano y los testículos, uno de los ejercicios consiste en detener el chorro urinario mientras orina.

Se debe tensar los músculos del suelo pélvico una vez que perciba la fortaleza en estos músculos puede realizar los ejercicios sentado, de pie o cuando esté caminando. Los efectos se observan entre 4 y 6 semanas, pero muchas veces se deben complementar con tratamiento farmacológico, bajo prescripción y control médico.

Los cambios serán notorios pues mejoran el control urinario, la erección aumenta, además del deseo sexual,  los orgasmos son más intensos y el coito es mucho más duradero.

Finalmente, es importante disfrutar del momento y de la relación de pareja guiados de excelentes especialistas conocedores de la materia que brindan las mejores opciones para el tratamiento de la eyaculación precoz.

De esta manera se logrará controlar los músculos que están involucrados en la eyaculación precoz.  Mientras mayor sea la frecuencia, más rápido obtendrás los resultados deseados.

Practicar juegos previos al coito puede ayudar a prevenir la eyaculación precoz al igual que para mejorar la relación de pareja.

Deben tener en cuenta que requieren de la ayuda de un profesional que los oriente pues la eyaculación precoz tiene solución, y una vez resuelta, difícilmente vuelve a aparecer.

Tratamiento para recuperar el apetito sexual

En las relaciones sexuales, la falta de deseo sexual puede traducirse en pérdida del apetito sexual. Este último juega un papel importante en las relaciones de pareja. Los hombres suelen sufrir de este problema en algún momento de su vida. La disminución o falta de apetito sexual en muchos casos es  la excusa perfecta para evitar una relación sexual con su compañera.

En ocasiones la falta de apetito sexual puede llevar a ver el coito como algo desagradable que en algunos momentos se puede sentir como si fuera un acto obligado. Esto puede ser percibido por la pareja y convertirse en el inicio de los problemas entre ambos.

¿Cómo identificar que hay pérdida del apetito sexual?

Habitualmente se cree que el hombre siempre está dispuesto a tener relaciones sexuales. En ocasiones puede suceder todo lo contrario,  

Es una muestra de que ellos son humanos y que existen múltiples factores que pueden ocasionar la falta del apetito sexual.

Dentro de estos factores podemos mencionar:

  • Malestar general
  • Cefalea (dolores de cabeza)
  • Dolor de estómago y hasta preocupaciones laborales o financieras.

A pesar de esto existen ciertos síntomas que marcan la diferencia de si se trata de una baja de apetito sexual o es una difusión.

La frecuencia es uno de los parámetros a medir para evidenciar si hay disminución o falta de apetito sexual.

El hombre tiene relaciones sexuales dos o tres veces a la semana y luego comienza a notar que solo tiene ganas una, dos veces al mes, cada tres meses o ni siquiera sienta deseo de masturbarse. Cuando esto sucede, estamos ante una inminente falta de apetito sexual.

Causas de la pérdida del apetito sexual

Es de vital importancia una vez descubierto que se trata de  una disminución o pérdida del apetito sexual, indagar para conocer las causas que dieron origen a esta alteración.

Dentro de las principales causas, se encuentran las orgánicas, estas últimas se deben a trastornos hormonales no solamente por el déficit de testosteronas, sino de otras hormonas existentes que pueden afectar el deseo sexual además de factores psicológicos.

Para recuperarlo o aumentarlo, existen varias opciones para ser tomadas en cuenta dependiendo de la sintomatología física y psíquica que presenta el paciente en determinado momento.

Dentro de ella podemos mencionar tratamientos terapéuticos de la mano de un equipo médico, psicólogos y sexólogos además de productos utilizados y recomendados por el especialista.

Cambios en el estilo de vida, la mejor opción para tratar la falta de apetito sexual

Mejorar el estilo de vida es la principal opción a tener en cuenta, hacer cambios en los hábitos alimenticios utilizando productos naturales menos procesados y ricos en vitaminas, minerales y oligoelementos además de aumentar el consumo de frutas, verduras y proteínas. Hacer ejercicio siempre trae beneficios físicos y emocionales.

También se debe eliminar el consumo de sustancias tóxicas como drogas (cocaína, marihuana o de alcohol y tabaco).

Si se toman medicamentos por alguna enfermedad como la diabetes, hipertensión arterial o depresión, es necesario acudir al especialista para realizar un chequeo general y descartar que estas afecciones pudieran ser la causa de la falta de apetito sexual.

Si requiere ayuda psicológica se deben implementar terapias donde se estimule la sexualidad. Para contrarrestar la falta de apetito sexual se recomienda disfrutar de espacios íntimos con tu pareja: debes hacer tiempo para compartir mucho más en la intimidad y sin interrupciones.

Se debe mejorar la comunicación, ya que su falta puede ser un detonante en esta situación, la confianza y la sinceridad son básicas en estos momentos.

El sexo debe ser espontáneo, ¡no aceptes imposiciones!, todo debe salir de forma natural y sin presión.

Es importante salir de la rutina, compartir en espacios donde ambos se sientan cómodos y en confianza para de esta manera recuperar paulatinamente el deseo sexual del uno por el otro.

Utilizar las fantasías sexuales, son excelentes afrodisíacos.

Organiza salidas románticas, incluso viajes cortos de fin de semana, con eso despejarás la mente y se alejarán del estrés y la rutina cotidiana.

Todo esto será de gran ayuda para contrarrestar las afecciones psicológicas como ansiedad, angustia, depresión, estrés, cansancio, baja autoestima, episodios traumáticos como abandonos, duelos o desengaños amorosos que a la larga son causantes en gran medida de la disminución del apetito sexual.

En ocasiones la falta de apetito sexual suele ser vista para la pareja como un desprecio que en la mayoría de los casos termina por agravar la situación.

Así como no existe una sola causa que dé origen a esta disfunción, son múltiples las vías para resolverlo una vez que se presenta.

El deseo sexual en los hombres depende de los niveles de la hormona testosterona además de la parte física y psicológica. Por esta razón, existe un gran número de opciones que se pueden poner en práctica desde el punto de vista médico y psicológico.

Se debe aumentar el consumo de ciertos alimentos como el chocolate pues ayuda a mantener los niveles elevados de serotonina y de esta manera mejora el estado emocional del paciente, esto contribuye a estimular el apetito sexual. El plátano también es otro alimento que contribuye a elevar los niveles de apetito sexual gracias a los elevados niveles de potasio y vitaminas antioxidantes.

El aguacate tiene múltiples beneficios que ayudan en la falta de apetito sexual: es rico en vitamina E de esta manera estimula la producción de hormonas que actúan en la vida sexual.

Se debe acudir con los especialistas en caso de que se necesite de su asistencia, porque solo ellos brindan la ayuda necesaria en cada una de las causas que puedan dar origen a este problema.

Recuperar el apetito sexual lleva su tiempo, no ocurre de manera inmediata y requiere de la ayuda de la pareja y de un equipo multidisciplinario formado por Médicos, Sexólogos, Psicólogos  y asesores sexuales.

El tratamiento es personalizado dependiendo del cuadro clínico y anímico que presente el paciente. En esta situación no se puede generalizar, el abordaje es totalmente individual con consultas y sesiones terapéuticas que determina el médico y el terapeuta sexual a cargo.

Es la mejor manera para recuperar la vida sexual activa a través de especialistas conocedores de la materia que brindan su orientación en beneficio de la salud sexual del que lo requiera.

¿En qué consiste el tratamiento de ondas de choque para la disfunción eréctil?

Las ondas de choque para la disfunción eréctil son un avance tecnológico utilizado en la actualidad para brindar soluciones terapéuticas de forma rápida, segura y sin efectos secundarios.  

Es por ello que son utilizadas como primera elección en los casos de disfunción eréctil de origen vascular. Debido a los beneficios que se obtienen con esta técnica se le considera como el tratamiento número 1 en pacientes con esta afección.

 Las ondas de choque para la disfunción eréctil actúan mejorando de manera significativa la función eréctil, la dureza del pene durante la erección y por consiguiente el bienestar del paciente.

Es un excelente avance tecnológico porque ataca el origen del problema, el cual se produce en la mayoría de los casos por disminución del riego sanguíneo a nivel del pene. Además su efecto es duradero en el tiempo.

¿Qué son las ondas de choque?

Son ondas electroacústicas que se desplazan a la velocidad del sonido, y tienen diferentes intensidades que se aplican en diversas áreas afectadas del paciente.

¿Cuál es la utilidad de las ondas de choque en la disfunción eréctil?

Las ondas de choque estimulan la formación de nuevos vasos sanguíneos actuando a nivel de la circulación. Tienen un efecto curativo en la disfunción eréctil de tipo vascular.

No tienen efectos secundarios, ya que se trata de un procedimiento local, no invasivo que no amerita el uso de sedación ni anestesia.

Tampoco limita la actividad física posterior a su aplicación.

Aplicación del tratamiento de ondas de choque

Este tratamiento de ondas de choque para la disfunción eréctil consiste en aplicar 5 ó 6 sesiones de ondas de baja intensidad una vez por semana, a razón de 3000 ondas por todo el pene con la finalidad de garantizar la eficacia del tratamiento.

Es de vital importancia que este procedimiento sea realizado por un médico debidamente capacitado que sepa administrarlas con la intensidad adecuada, de manera que las ondas sean distribuidas por todo el tejido peneano.

Este procedimiento no requiere de anestesia, se realiza de forma directa sobre el pene, requiere de 25 minutos aproximadamente en cada sesión.

Una vez terminada, el paciente puede dirigirse a su casa por sus propios medios.

Son muchos los que han recibido este tratamiento y que han visto los avances en muy poco tiempo sin tener que requerir a otros procedimientos.

Indicación de este procedimiento

Este procedimiento está indicado en aquellos pacientes con disfunción eréctil y expuestos a factores de riesgo vascular como:

Tabaco, hipertensión arterial, hipercolesterolemia, diabetes, obesidad, sedentarismo, estrés.

Los factores mencionados son capaces de producir trastornos arteriales en todo el cuerpo y en especial en el pene.

¿En qué casos no es efectivo este tratamiento?

Las ondas de choque de baja frecuencia no son efectivas en los casos de disfunción eréctil de origen neurológico, en aquellos producidos por trastornos hormonales por disminución de los niveles de testosterona, por problemas psicológicos producto de ansiedad o desempeño sexual afectado. Esto puede verse en hombres jóvenes o en casos muy severos.

Las ondas de choque para disfunción eréctil no deben aplicarse en pacientes con cáncer o sospecha de que lo tengan.

Solo debe ser aplicado en los casos donde la disfunción eréctil sea de origen vascular.

Ventajas de las ondas de choque

Son muchas las ventajas que disfruta el paciente una vez aplicado este tratamiento entre ellas se encuentran:

Es un procedimiento no invasivo

No produce dolor ni efectos secundarios

No necesita de sedación y aplicación de anestesia.

El paciente se incorpora a su vida normal una vez aplicado el  tratamiento.

¿Cuáles son los resultados obtenidos?

Los resultados obtenidos posteriores a la aplicación de las ondas de choque para disfunción eréctil son notorios, todos los pacientes que han sido sometidos a esta terapia refieren una gran mejoría en la calidad de la erección y han logrado una mayor satisfacción durante el acto sexual.

Conforme aumentan los ciclos de ondas de choque para disfunción eréctil, en esa misma medida aumenta la mejoría.

La eficacia de este tratamiento y los resultados obtenidos van a depender de cada paciente y del origen del problema.

Lo recomendado es acudir con su médico, solo él a través de una buena historia clínica,  examen físico y estudios complementarios realizará el diagnóstico para implementar la terapéutica adecuada a su problema de disfunción eréctil.

Es el tratamiento de primera elección en los hombres con disfunción eréctil vascular. Muchos pacientes luego de la aplicación de ondas de choque obtuvieron resultados inmediatos debido a su mecanismo de acción, pues actúan regenerando los nervios y vasos sanguíneos.

Los resultados son mayores en la medida que aumentan el número de ciclos de la aplicación. Al incorporarse el paciente a su vida diaria debe practicar ejercicio físico mínimo por 40 minutos diarios. Esto estimulará la circulación, liberará el estrés y como resultado obtendrá mejoría en su deseo sexual.

Con cambios en el régimen alimenticio y la práctica de ejercicio se puede prevenir la aparición de enfermedades como la diabetes, hipertensión arterial que podrían ser causantes de una disfunción sexual.

El uso de sustancias tóxicas o estimulantes como el tabaco, drogas y alcohol afectan el normal funcionamiento del sistema cardiovascular, específicamente a nivel arterial, disminuyendo así el flujo de sangre al área peneana, lo que repercutirá en una disfunción eréctil.

Una vez conocido el origen del problema, se debe acudir con el especialista que indicará cual es la terapéutica que mejor conviene de acuerdo al origen y sintomatología que presente el paciente además ofreciendo tratamientos sin efectos secundarios con resultados inmediatos y duraderos en el tiempo según la experiencia médica.

Las ondas de choque para la disfunción eréctil son un gran avance, pues actúan en el origen del problema, su efecto es duradero en el tiempo y por tal motivo, el uso de esta técnica terapéutica se ha aumentado en los últimos años, por los excelentes beneficios obtenidos desde su aparición hasta la actualidad.

La satisfacción de los pacientes posterior a la aplicación de esta técnica es notoria, por eso es altamente recomendada dentro del campo de la urología.

Síntomas de la falta de apetito sexual

La falta de apetito sexual es una alteración que puede perjudicar la vida en pareja y en algunos casos genera ansiedad para el que la padece. Es un problema frecuente que sirve en ocasiones de excusa para evadir al compañero sentimental.  

La falta de apetito sexual es la ausencia o deficiencia del deseo sexual que puede producir malestar en la persona que lo padece y problemas en la relación de pareja.

La disminución del apetito sexual suele manifestarse a través de la dificultad de contestar a los deseos sexuales de su pareja en un momento determinado.  

Hay momentos o días en que puede bajar la libido, todos pueden pasar por eso debido al estrés, cansancio, exceso de trabajo todo esto puede hacer que disminuya el deseo sexual.

¿Conoces los síntomas de la falta de apetito sexual?

Lo primero que se evidencia es la disminución del interés en el sexo.

Este signo puede verse frecuentemente a través de las excusas que pueden surgir cuando la pareja propone encuentros sexuales.

Es muy común escuchar expresiones como “en este momento no tengo ganas”, “déjalo para más tarde”, “estoy cansado”, “en otro momento”.

Se pierde las ganas de tomar la iniciativa en los encuentros sexuales.

Puede disminuir la frecuencia de las autoestimulaciones (masturbaciones).

Se evaden los momentos con la pareja para evitar tener un encuentro sexual. Esto se puede observar cuando se buscan excusas para llegar tarde y evitar el encuentro.

El coito puede volverse una molestia e inclusive causar desagrado. Quien lo padece, no perderá la oportunidad de evitarlo en la medida de sus posibilidades, y puede presentar los siguientes síntomas:

  • Cansancio físico.
  • Pérdida de la libido.
  • Disminución del semen.
  • Problemas de concentración

Todos estos síntomas aparecen sin previo aviso y son un llamado de atención.

Los Trastornos del sueño como la apnea obstructiva pueden producir disminución de los niveles de testosterona, hormona importante en la sexualidad masculina y que influye de manera  directa en el deseo sexual.

El envejecimiento, trae consigo la disminución de testosterona, lo cual influye de manera directa en la falta de apetito sexual.

La edad juega un factor importante, entre los 60 y 65 años se observan cambios en el apetito sexual, producto de la disminución de los niveles de testosterona.

En algunos casos puede hablarse de “andropausia”.

En los hombres jóvenes la falta de apetito sexual puede estar relacionada al estrés.

Cuando existen problemas de erección o se dificulta alcanzarla, se pierde la rigidez y cada día son menos frecuentes.

Se presenta con menor frecuencia la erección matutina durante el sueño. Además puede llegar a perderla con el cambio de posición.

Muchos de estos síntomas en ocasiones tienden a confundirse con cuadros ansiosos, depresivos o enfermedades orgánicas que agravan la falta de apetito sexual por el consumo de medicamentos como antidepresivos, antihipertensivos, antihistamínicos, betabloqueantes y benzodiacepinas. Es importante acudir a su médico para utilizar las dosis adecuadas de estos productos dependiendo de la enfermedad que se presente.

Hay que  tener en cuenta que son múltiples las causas que provocan estos síntomas.

Tipos de falta de deseo sexual

La falta de apetito sexual puede producirse y expresarse de varias formas.

Primaria: En este caso nunca se ha experimentado deseo sexual.

Secundaria: Sucede en los hombres que han tenido sexo a lo largo de su vida y lo han disfrutado pero perdieron el interés en él.

Generalizada: Aquí el afectado no siente deseo hacia ninguna persona, incluso su pareja.

Situacional: Siente deseo sexual hacia su pareja pero no por otras personas o viceversa.

En muchas ocasiones se puede perder el interés por prácticas que se realizaban anteriormente como utilizar juegos o implementos eróticos, fantasías sexuales o la masturbación.

La autoestima se ve afectada en la mayoría de los casos debido a la incapacidad de tener sexo con su pareja o cualquier otra; esto afecta la psique, por esta razón es recomendable conversar con personas conocedoras de la materia y en especial con la  pareja para que esté al tanto de la situación y no se generen malos entendidos.

En el momento que se siente el sexo como una obligación que se debe tener con la pareja, es el momento de pensar que ha perdido  el apetito sexual, lo cual puede desencadenar el inicio de un distanciamiento y luego si no se trata a tiempo puede llegar a una ruptura definitiva con la pareja.

Todo esto puede llegar a producir sentimientos de culpa y afectar a nivel físico y psicológico.

Causas de la falta de apetito sexual

Son múltiples  las causas que desencadenan la falta de apetito sexual, entre ellas se pueden encontrar:

Causas de origen psicológico: Cuando se producen por esta causa se debe iniciar la asesoría con un médico sexólogo realizando actividades de forma individual o de pareja bien sea en la casa o en la consulta.

En ocasiones los problemas de pareja pueden ser el inicio de la pérdida de apetito sexual.

Traumas o falta de educación sexual: Experiencias traumáticas y falta de información sobre la vida sexual suelen causar trastornos en el apetito sexual, pues situaciones ocurridas durante la infancia y no tratadas a tiempo pueden desencadenar problemas en la etapa adulta.

Es conocido que la falta de apetito sexual es producto de múltiples causas y que solo se dan cuenta de ello una vez que aparecen los síntomas, la presencia de estos últimos son una alerta física de lo que sucede internamente tanto a nivel orgánico como psíquico y debe tratarse a tiempo para evitar problemas difíciles de erradicar.

No se deben automedicar ni utilizar productos que no estén debidamente avalados por la industria farmacéutica y que sus beneficios estén avalados científicamente. Tampoco existe un tratamiento único para esta afección, este último debe iniciarse con un equipo multidisciplinario, formado por especialistas en urología, psicología, sexología y terapeutas sexuales.

Además de ellos, la pareja forma parte importante de este equipo, la orientación que  brindan cada uno de los integrantes de este equipo otorga al paciente herramientas para poner en práctica y mejorar su calidad vida  de manera positiva en su cuerpo y en su mente.