Ejercicios para la Eyaculación Precoz

Son técnicas muy sencillas que sirven para que aprendas a conocer mejor tu propio cuerpo. Te ayudarán a distinguir entre las sensaciones de erección, excitación y eyaculación, y a conocer las sensaciones que preceden al orgasmo.

Los ejercicios son como un entrenamiento: en cada fase, el estímulo sexual será más intenso y necesitarás completar más repeticiones para pasar al siguiente nivel.

De esta forma, aprenderás a dominar la excitación y a controlar cuándo se produce la eyaculación y el orgasmo.

Los ejercicios que forman el tratamiento los debes realizar inicialmente en solitario, mediante la masturbación, y luego con la ayuda de tu pareja, en caso de que dispongas de ella. No es necesario que la tengas, pero suele acortar los plazos del tratamiento.

Medicamentos:

Se trata de fármacos prescritos por el médico, que ayudan a controlar los niveles de excitación y a prevenir la eyaculación descontrolada, cambiando la hipersensibilidad del glande en caso de existir.

El objetivo final del tratamiento es que puedas dominar voluntariamente el reflejo de la eyaculación, de forma que una vez que alcances un nivel adecuado de excitación, se produzca cuando desees.

La clave del éxito del tratamiento es que estés tranquilo y relajado, y afrontes el tratamiento con naturalidad: la ansiedad que produce la eyaculación precoz contribuye de forma decisiva a que el problema se agrave.

¿No hay otro sistema?

Este tratamiento es el más eficaz contra la eyaculación precoz y el menos agresivo.

Por eso es importante que lo realices con una mentalidad positiva y sin prejuicios.

Aunque tengas objeciones sobre la masturbación o sobre determinados juegos sexuales, debes asumir que estas prácticas forman parte de un tratamiento médico que te ayudarán a disfrutar de una sexualidad más sana y satisfactoria.

Ejercicios para controlar la eyaculación:

A continuación resumimos los cuatro ejercicios para controlar la eyaculación que, junto con la medicación, constituyen el tratamiento para curar la eyaculación precoz.

Estos ejercicios son progresivos y deberás realizarlos en el orden indicado:

  1. Masturbación en solitario.
  2. Masturbación realizada por tu pareja.
  3. Penetración pasiva.
  4. Penetración activa.

IMPORTANTE: estos ejercicios deben ser prescritos únicamente por especialistas e ir acompañados de la medicación adecuada (SIEMPRE con receta médica), para lograr la máxima efectividad.

  1. Masturbación en solitario:

Este primer ejercicio lo debes hacer solo, sin la participación de tu pareja.

  • Elige un lugar cómodo y tranquilo para realizar el ejercicio.
  • Empieza a excitarte y a masturbarte, friccionando de forma suave y agradable sobre el glande y el pene.
  • Mantente atento a las sensaciones que notas en tu pene y al incremento de la excitación.
  • Cuando notes que estás cerca de eyacular, detén la masturbación durante dos o tres segundos y deja que disminuya la excitación.
  • Al cabo de unos momentos, sin dejar que se reduzca la erección, continúa masturbándote y detente justo antes de eyacular.
  • Repite el proceso estimulación-parada durante tres veces.
  • A la cuarta vez, ya puedes eyacular.

Repetición:

Realiza este ejercicio dos o tres veces a la semana, durante dos semanas aproximadamente. Alternar las repeticiones con y sin medicación.

Importante:

El objetivo de este ejercicio es que empieces a adquirir control sobre tu eyaculación y distingas claramente entre las fases de erección, incremento de la excitación y eyaculación. No pases a los ejercicios siguientes hasta que no consigas dominar este proceso.

  1. Masturbación realizada por tu pareja:

Este ejercicio es básicamente igual al anterior, pero con la diferencia de que la masturbación la realiza tu pareja.

Asegúrate de que la masturbación incluye que tu pareja friccione sobre tu glande e indícale cuándo debe detener la estimulación.

Sigue los mismos pasos que en el Ejercicio 1: repite el proceso masturbación-parada durante tres veces y eyacula a la cuarta.

Repetición:

Realiza este ejercicio dos o tres veces por semana durante dos semanas.

Importante:

En estos dos primeros ejercicios de masturbación, es importante que alternes ejercicios con medicación y sin ella según te recomiende el médico.

En la segunda parte del tratamiento, la estimulación sexual mediante la masturbación se sustituye por la penetración.

  1. Penetración pasiva:
  • Empieza a excitarte con tu pareja mediante caricias y juegos.
  • Una vez conseguida la erección, túmbate boca arriba.
  • Tu pareja debe situarse encima para realizar la penetración.
  • Tú debes dirigir los movimientos del coito, pero sólo los puede realizar tu pareja, deberás permanecer pasivo.
  • Cuando sientas que estás a punto de eyacular, pídele a tu pareja que detenga los movimientos, SIN RETIRAR el pene de su interior.
  • Repitan el proceso estimulación-parada durante tres veces.
  • A la cuarta vez, ya puedes eyacular.

Repetición:

Realiza este ejercicio dos o tres veces por semana durante dos semanas.

Importante:

No debes retirar el pene del área penetrada durante las paradas, ni moverte. Procura permanecer totalmente pasivo y concentrarte en las sensaciones que te producen los movimientos de tu pareja.

  1. Penetración activa:

Realizar las repeticiones con medicación:

  • Cuando sientas que estás a punto de eyacular, detén los movimientos, SIN RETIRAR el pene del interior de tu pareja.
  • Repite las paradas tres veces antes de eyacular en la cuarta vez.

Repetición:

Realiza este ejercicio dos o tres veces por semana durante dos semanas.

No debes retirar el pene durante las paradas. Realizar las repeticiones con medicación.

Importante:

No debes retirar el pene durante las paradas. Realizar las repeticiones con medicación.

Preguntas frecuentes sobre los ejercicios:

¿Qué pasa si eyaculo antes de tiempo?

No pasa nada. Si eyaculas antes de haber realizado las repeticiones indicadas, vuelve a repetir el ejercicio la próxima vez.

En la siguiente ocasión, procura estar más atento a las sensaciones sobre la excitación y la proximidad de la eyaculación, hasta que consigas controlarla.

No pases al ejercicio siguiente hasta que no hayas completado con éxito todas las repeticiones indicadas en cada actividad.

¿Podemos mantener relaciones sexuales durante el tratamiento?

Sí. Pueden practicar el sexo cuando lo deseen, sin necesidad de realizar siempre los ejercicios controlados en cada ocasión.

Eso sí, debes usar la medicación que te haya recetado el médico.

¿Cuánto tiempo tardaré en controlar la eyaculación?

Ten paciencia. Empezarás a notar un mayor control sobre la eyaculación en un periodo de cuatro a diez semanas desde que inicies los ejercicios.

Sin embargo, el control total no se alcanza habitualmente hasta varios meses después de haber iniciado el tratamiento.

¿Qué hacemos si nos aburrimos con los ejercicios?

Para evitar aburrirse con el tratamiento, es recomendable que, además de los ejercicios prescritos, mantengan relaciones sexuales normales, cuando lo deseen y de la forma que más les apetezca.

En ningún caso el tratamiento debe condicionar su vida sexual.

¿Y si mi pareja no quiere colaborar?

El éxito del tratamiento se basa en la cooperación de los dos miembros de la pareja. Realizando únicamente los ejercicios en solitario, no lograrás aprender a controlar la eyaculación durante un coito normal.

Si tu pareja no está de acuerdo con el tratamiento, o se siente frustrada por la lentitud de los progresos, habla con ella. Intenta que entienda que la disfunción les afecta a los dos y que el tratamiento servirá para solucionarlo.

También puedes pedirle que hable con tu médico, para que le exponga de forma detallada las ventajas y los requisitos del tratamiento, y pueda responder dudas y temores que tal vez no se atreve a plantearte.

¿El tratamiento funciona?

Si lo llevas a cabo correctamente, este tratamiento combinado de medicamentos y ejercicios resulta muy eficaz contra la eyaculación precoz. Además es indoloro y se puede realizar en casa.

En pocas semanas, sentirás que la inseguridad disminuye progresivamente y que puedes dar placer a tu pareja y lograr que los dos disfruten con plenitud de sus relaciones sexuales. La frustración y la ansiedad desaparecerán y esto supondrá una gran mejora en su vida en pareja.

Boston Medical Group

01 800 111 11 11

Médico especialista Consulta de Salud Sexual Boston Medical Group México

¿Qué es?, ¿Cómo se controla?, y Tratamientos para la Eyaculacion Precoz
La eyaculación precoz, prematura o incontrolada, es una disfunción sexual que provoca que el orgasmo masculino se produzca con una mínima estimulación, antes de lo deseado.

Más Información