¿Qué es la eyaculación precoz?

La eyaculación precoz, prematura o incontrolada, es una disfunción sexual que provoca que el orgasmo masculino se produzca con una mínima estimulación, antes de lo deseado.

En nuestro organismo existen reflejos que no podemos dominar, como la erección, y otros que sí somos capaces (o deberíamos ser capaces) de controlar, como la eyaculación. Sin embargo, las personas que padecen eyaculación precoz no consiguen ejercer este control y eyaculan de forma involuntaria cuando alcanzan un determinado nivel de excitación.

Esta disfunción sexual es muy frustrante para el hombre que la sufre pero también para la pareja, porque impide continuar el coito durante el tiempo suficiente para que la otra persona pueda disfrutar.

La eyaculación precoz es la segunda disfunción sexual masculina más habitual, después de la disfunción eréctil. 1 de cada 3 hombres padece algún grado de eyaculación precoz a lo largo de su vida. Sin embargo, sólo el 25% de los hombres que la padecen acude a un especialista, aun cuando esta es la única forma de tratar dicha disfunción.

Si normalmente eyaculas antes, durante o incluso después de la penetración, sin poder controlar esta reacción y más pronto de lo que desearías, entonces padeces eyaculación precoz.

A pesar de estos datos, lo más importante es que se puede curar.

Existen tratamientos simples, accesible e indoloros que son muy eficaces para aprender a controlar la eyaculación.

¿Cómo se controla?

El tratamiento de la eyaculación precoz combina el uso de medicamentos específicos con ejercicios que ayudan a corregir esta disfunción.

¿En qué se basa el tratamiento?

La excitación sexual masculina es como una escalera: va subiendo de nivel progresivamente hasta que se llega a la eyaculación.

Cuando alcanzas el último escalón, el nivel de excitación es tan alto que el reflejo de la eyaculación se dispara automáticamente, sin que puedas evitarlo. Y después pierdes la excitación y la erección.

El tratamiento sirve para que aprendas a frenar esta progresión justo antes de alcanzar el nivel máximo de excitación. Si consigues detener la estimulación en el peldaño anterior, no se produce la eyaculación. Combinando los ejercicios con la medicación, siempre en conjunto, conseguirás superar el problema y disfrutar de relaciones sexuales satisfactorias.

¿Cómo se controla?

El tratamiento de la eyaculación precoz combina el uso de medicamentos específicos con ejercicios que ayudan a corregir esta disfunción.

¿En qué se basa el tratamiento?

La excitación sexual masculina es como una escalera: va subiendo de nivel progresivamente hasta que se llega a la eyaculación.

Cuando alcanzas el último escalón, el nivel de excitación es tan alto que el reflejo de la eyaculación se dispara automáticamente, sin que puedas evitarlo. Y después pierdes la excitación y la erección.

El tratamiento sirve para que aprendas a frenar esta progresión justo antes de alcanzar el nivel máximo de excitación. Si consigues detener la estimulación en el peldaño anterior, no se produce la eyaculación. Combinando los ejercicios con la medicación, siempre en conjunto, conseguirás superar el problema y disfrutar de relaciones sexuales satisfactorias.

Notas Relaciondas

Apoyo de pareja con disfuncion erectil

Ejercicios para la Eyaculación Precoz

Son técnicas muy sencillas que sirven para que aprendas a conocer mejor tu propio cuerpo. Te ayudarán a distinguir entre las sensaciones de erección, excitación y eyaculación, y a conocer las sensaciones que preceden al orgasmo.

Más Información