Disfunción Eréctil y el uso de la Bicicleta

Montar en bicicleta puede producir disfunción eréctil si no se elige el asiento apropiado

bicicletas

Bicicleta y disfunción eréctil son dos términos que están relacionados, ya que el 5% de los hombres que andan mucho en bicicleta desarrollan disfunción eréctil de grave a moderado.

Montar en bicicleta sin el asiento adecuado puede provocar problemas de disfunción eréctil en al menos un 5% de los ciclistas. Según los expertos de Boston Medical Group, alianza mundial de clínicas médicas dedicadas al tratamiento de las disfunciones sexuales masculinas, esta cifra podría ser superior, ya que la mayor parte de los hombres no suele reconocer este tipo de problemas y no los suele asociar a esta práctica de ejercicio.

Bicicleta y disfunción eréctil están íntimamente relacionadas, ya que los ciclistas, tanto profesionales como amateurs, al montar sobre el asiento tradicional alargado, sufren una presión continua sobre los nervios y vasos sanguíneos de la zona del periné, que reduce el riego sanguíneo entre un 70% y un 80% en tres minutos. La mayoría de los ciclistas incluso reconocen que, tras un recorrido de 30 minutos, la zona genital y del perineo se adormece, lo cual evidencia la falta de un riego sanguíneo suficiente.

Según explica el Urólogo Jorge Barba, Director Médico de Boston Medical Group, “la erección del hombre está provocada por un fenómeno de flujos y circulación sanguínea. En consecuencia, si la circulación se ve drásticamente reducida en las arterias del pene, la respuesta al estímulo de la erección también se ve reducida, dando lugar a problemas de disfunción eréctil”. Es por esto que bicicleta y disfunción eréctil pueden estar ligadas.

Hacer ejercicio físico siempre es una actividad recomendable ya que facilita el buen estado y funcionamiento del sistema cardiovascular y disminuye la probabilidad de desarrollar un problema de disfunción eréctil. La mala alimentación, unos hábitos de vida poco saludables y el sedentarismo contribuyen al deterioro del sistema circulatorio, por lo que son poco recomendables para la salud en general y el buen mantenimiento físico del organismo.

“La práctica del ciclismo es altamente beneficioso para la salud”, pero el Dr Barba advierte de “la importancia de seleccionar el equipo apropiado para realizar esta actividad sin riesgos para la salud. “Los asientos más adecuados serían aquellos en los que los glúteos soportaran la mayor capacidad del peso y no el periné”. De esta manera se reduce el riesgo de que la bicicleta y la disfunción eréctil estén ligadas.