Síntomas y tratamiento de la andropausia

La andropausia es un proceso que tiene lugar en el cuerpo de los varones a partir de los 40 años. Es importante conocer los síntomas y el tratamiento de la andropausia para evitar las consecuencias negativas que puede traer consigo este proceso natural. Comenzaremos por aprender a identificar este trastorno.

Qué es la andropausia

La andropausia es un descenso hormonal que se lleva a cabo en el cuerpo, generalmente entre los 40 y los 50 años. El proceso natural es semejante al de la menopausia en la mujer, con la diferencia de que en el hombre el cambio es menos brusco y por lo tanto más difícil de identificar por quien lo sufre. Sin embargo, a pesar de que los niveles de testosterona bajan poco a poco, llega un momento en el que son evidentes y afectan notablemente a quien lo sufre.

Diferentes factores han dado lugar a que hoy se hable más que nunca de la andropausia. Por ejemplo, los hombres son más abiertos a reconocer que existe un problema y a solicitar ayuda que hace unos años. Esto permite evaluar mejor el rango de edades que la sufren, cuáles son los síntomas generales y encontrar un mejor tratamiento para la andropausia que permita controlar ese descenso hormonal de testosterona.

Otra de las razones por las que se habla tanto de la andropausia es la precipitación de los síntomas. Cada vez es más frecuente y ocurre a edades más tempranas. Además, en algunos casos el descenso de hormonas es más brusco, trayendo consigo peores consecuencias.

Los síntomas de la andropausia

La andropausia llega acompañada de diferentes síntomas. Algunos son mucho más evidentes que otros, pero aún los más leves indican que hay que ponerse en manos de un profesional. A continuación se mencionan los más comunes.

  • Cansancio. Es normal que el cansancio crezca a medida que la testosterona baja. La hormona no solo se encarga de activar el deseo sexual, también está relacionada con la actividad física y la rutina. Un hombre que está sufriendo la andropausia se nota más cansado de lo habitual realizando actividades que hasta ahora no le suponían un mayor esfuerzo.
  • Pérdida de sueño. El malestar que se comienza a sentir y tratar de asimilar la nueva situación puede afectar el sueño. Esto sumado a la pérdida de resistencia que genera la bajada de testosterona hará aún más evidente la sensación de cansancio.
  • Alteraciones en los niveles del cuerpo. Ahora hay alteraciones en los niveles de distintos elementos del cuerpo. Por ejemplo, los niveles de colesterol malo pueden aumentar. También es posible que los de hemoglobina se vean mermados, con los consiguientes hormigueos de las extremidades, mareos, dolores de cabeza y sensación de agotamiento que esto conlleva.
  • Dolor muscular. Los dolores musculares se agravan y las lesiones de este tipo se alargan. El cuerpo ya no se recupera como antes de los esfuerzos ni de las lesiones.
  • Cambios repentinos de temperatura. El cuerpo reacciona ante las variaciones hormonales con cambios bruscos de temperatura. En algunos momentos se siente frío en un ambiente en el que no lo hace y otras veces ocurre al revés.  
  • Pérdida de masa muscular. Los cambios que conlleva la andropausia afectan a la actividad física. Esta reducción en el ejercicio afecta a la masa muscular que se debilita y disminuye. El apetito también se puede ver afectado, lo que supondría además una bajada de peso añadida.
  • Pérdida de vello genital. El vello genital pierde fuerza y volumen, finalmente comienza a caerse.
  • Falta del deseo sexual. La bajada de testosterona hace que el apetito sexual disminuya drásticamente en algunos casos. Puede incluso llegar a ser causa de disfunción eréctil. Aún en los casos es los que esto no ocurra, sí habrá un descenso en la potencia de las erecciones, que progresivamente irá aumentando.
  • Cambios de humor. Después de décadas con un flujo alto de testosterona, ahora comienza a bajar, el proceso genera cambios de humor, ya que uno se enfrenta a nuevas circunstancias no deseadas. En los peores casos se puede llegar a entrar en una depresión, así que, es muy importante tomar medidas desde que se tienen los primeros síntomas.

El tratamiento de la andropausia

 

Antes de determinar que uno sufre andropausia, ha de acudir a un especialista para que sea él quien identifique este trastorno. Algunos de los síntomas pueden indicar otro tipo de dolencia, así que es necesario que profesional verifique si realmente es o no andropausia. Si se determina que es as,í hay que informar de cualquier problema que se tenga con la próstata, ya que el tratamiento puede ser perjudicial si se da el caso.

Otra de las cosas que puede ser necesaria es la visita a un psicólogo. En algunos casos los cambios son más rápidos o pronunciados. Cuando esto ocurre, las emociones pueden verse alteradas. La pena o la impotencia pueden invadir al paciente y ser necesario que reciba ayuda.

Aunque esto no soluciona el problema, ayuda a sobrellevarlo. Se trata de cambiar los hábitos por otros que ayuden a combatir y no agravar el problema. Hacer ejercicio es fundamental para mantener los niveles de testosterona, los componentes que genera el cerebro tras la práctica de algún deporte son muy beneficiosos para mantener un buen estado de ánimo y sentirse más fuerte.

 

Otro hábito que hay que mantener es el comer correctamente. La alimentación también tiene mucho que ver con el estado de ánimo. Algunas de las sustancias que se producen en el cerebro tienen mucho que ver con el ánimo, así que alimentar bien al cuerpo permitirá que el cerebro genere una buena actitud. A poder ser, los alimentos han de ser naturales, sin químicos.

Hay que evitar sustancias que afecten a la producción de la testosterona. Una de las peores son las drogas. Lo único que se consigue con ellas es disminuir la producción de hormonas y destruir las ya existentes. También el alcohol puede afectar negativamente al organismo. Las cantidades de bebidas alcohólicas que se ingieren deben moderarse.

¿Se puede curar la eyaculación precoz?

Uno de cada tres hombres es demasiado rápido en el sexo o dicho en términos médicos, padece de eyaculación precoz.

Somos seres sexuales, por eso la satisfacción propia y de la pareja es fundamental para tener una vida sana, equilibrada y feliz. Las disfunciones sexuales como la eyaculación precoz pueden causar un desequilibrio emocional en los hombres, ya que una buena parte de su seguridad, radica en el desempeño sexual.

La buena noticia, es que siempre hay solución. Con la asesoría de un experto en salud sexual masculina, se puede aprender a controlar este problema y alcanzar un alto grado de mejoría en las relaciones sexuales.

 

Pero empecemos por el principio…

 

¿Cómo saber si soy eyaculador precoz?

La eyaculación precoz se define como la eyaculación sin control; ocurre antes de desearlo con una mínima estimulación sexual, con la consecuente insatisfacción de la pareja. Se considera un problema cuando esto pasa de forma regular, en la mayoría de los encuentros sexuales.

 

Se reconoce como eyaculación precoz si se presentan uno o más de estos síntomas:

  • Incapacidad para controlar la eyaculación.
  • Ocurre antes o inmediatamente después de la penetración.
  • Se eyacula con un mínimo de estimulación sexual.
  • Se eyacula antes de desearlo o de haber satisfecho a la pareja.

 

Con base en la experiencia de más de un millón doscientos mil pacientes atendidos en Boston Medical Group a nivel mundial, podemos diferenciar algunas de sus causas:

 

Hipersensibilidad en el glande. Algunos hombres experimentan sensaciones físicas muy intensas en la cabeza del pene, lo que provoca la eyaculación al menor contacto.

Ansiedad. La tensión que puede producir un nuevo encuentro o el miedo a fallar, provoca que el hombre se sienta presionado para durar más y satisfacer a la pareja. La ansiedad hará que eyacule antes de tiempo y caiga nuevamente en ese círculo vicioso.

Aprendizaje defectuoso. Este es un hábito difícil de cambiar cuando el hombre se acostumbró a apresurar el orgasmo desde el inicio de su vida sexual. El control eyaculatorio se aprende con la práctica, en situaciones que permiten disfrutar el momento.

Disfunción eréctil. Pues sí, ambas disfunciones pueden estar muy relacionadas. Ante el temor de perder la erección, el hombre apresura el momento del clímax. En estos casos, la eyaculación precoz desaparece al tratarse la disfunción eréctil.

 

¿Cómo curar la eyaculación precoz?

 

Existen diversas opiniones médicas en cuanto a si la eyaculación precoz tiene una cura definitiva o no. En nuestra experiencia, los pacientes no vuelven a presentarla. Y es que las opciones de tratamiento que brindamos en Boston Medical Group México, han dado resultados exitosos en prácticamente el 99% de los pacientes.

Sea cual sea la causa del problema, la terapia que combina fármacos con algunos ejercicios y asesoría sexológica especializada, logra retardar el momento de la eyaculación o incluso, mantener la erección después del orgasmo masculino.

Al concluir el tratamiento, el paciente será capaz de mantener relaciones sexuales más prolongadas y disfrutables tanto para él como para su pareja. Podrá relajarse y recuperar la confianza en sí mismo, sin miedo a eyacular antes de tiempo.

 

Tipos de tratamiento para la eyaculación precoz.

 

Pastillas. Se utilizan en ciertas dosis para tratar la ansiedad.

 

Anestésicos. Su función es adormecer el glande para reducir la hipersensibilidad. Aunque son efectivos durante las relaciones sexuales, tienen algunos efectos secundarios no tan convenientes: el paciente puede perder la sensación de placer durante el coito y por otro lado, al introducir el pene con anestésico en la vagina, la pareja tampoco experimentará sensaciones placenteras.

 

Terapia psicológica. Consiste en sesiones con un terapeuta experto en el tema, que ayude al paciente a descubrir las causas psicológicas de su padecimiento y tratarlas.

 

Ejercicios. El objetivo es aprender a controlar el cuerpo y la mente y con ello, el tiempo en que se eyacula. Algunos de estos ejercicios pueden practicarse en solitario y otros, requieren de la participación de la pareja. A continuación explicamos algunos de ellos.

Ejercicios de Kejel. Consiste en lograr el control de los músculos pubocoxígeos, cuya función es contener la micción (acto de orinar), y la eyaculación. Con la práctica constante, el hombre aprende a manejar la contracción y la relajación, evitando voluntariamente el reflejo de eyacular demasiado rápido.

¿Cómo se consigue esto? El primer paso es detener la micción durante diez segundos. Después de unas dos semanas, podrás identificar los músculos pubocoxígeos y notarás que el control sobre la salida de la orina es cada vez mayor.

Después de dominar este paso, practica contraer y relajar los músculos ya no el momento de orinar, sino sentado o recostado boca arriba sobre el piso, con las rodillas flexionadas y elevando la cadera. Diez repeticiones, hazlo cada hora a lo largo del día durante un mes.

Una vez transcurrido este periodo, empieza con treinta repeticiones tres veces al día. A estas alturas ya debes notar una mejoría en tus tiempos de eyaculación.

Ejercicios en pareja. Se practican con y sin penetración. Dado que la vagina es más ancha en la parte pegada a la matriz, procuren la penetración profunda evitando movimientos muy rápidos o de fricción. En lugar de moverse de arriba abajo, realiza movimientos circulares, suavemente. En los preliminares, traten de no estimular los genitales. Se puede lograr la excitación con caricias, masajes y besos.

Otras buenas recomendaciones son poner atención a la respiración. Inhala y exhala de manera lenta, concentrándote en tus sensaciones. Esto ayudará a controlar y prolongar el momento de la eyaculación.

 

La frecuencia de las relaciones sexuales también es importante. Recuerda que la práctica hace al maestro y además, evitarás acumular tensión sexual.

 

Curar la eyaculación precoz es posible con la ayuda de los expertos en salud sexual masculina. Infórmate y verás que, en una sola consulta personalizada y privada, puedes encontrar una solución adecuada para ti.

El lugar para volver a disfrutar del sexo en la ciudad: clínica de sexualidad en DF

Como siempre decimos en Boston Medical Group México, ¡sexo es vida!

Hoy tenemos la fortuna de contar con clínicas de sexualidad masculina en DF, varios estados de la república y muchos otros países del mundo, donde miles de pacientes acuden para solucionar sus problemas de disfunción eréctil, eyaculación precoz y otros padecimientos que les impiden disfrutar de su vida sexual a plenitud. Pero no siempre fue así…

Decía Tomás de Aquino: “la fe católica nos enseña que los demonios dañan al hombre y pueden poner obstáculos a la relación sexual.” Por eso, para evitar la impotencia sexual, se recomendaba rezar antes de ir a la cama. ¿Y de placer? ¡ni hablar! El sexo era únicamente con fines reproductivos: “No es por vicio ni por fornicio, sino por dar un hijo a tu servicio”, era una de las oraciones que se acostumbraban para practicar la cópula entre marido y mujer.

En la edad media, muchas mujeres fueron quemadas en la hoguera en respuesta a las fallas sexuales de los varones. Como éste, hay muchos episodios oscuros en la historia de la sexualidad humana. El camino que hombres y mujeres hemos tenido que recorrer para entender y solucionar las disfunciones sexuales, ha sido tortuoso y largo.

¡Lo que nos hubiéramos ahorrado de existir entonces una clínica de sexualidad!

Afortunadamente para millones de hombres -y sus parejas-, la ciencia ha avanzado tanto que hoy prácticamente todas las disfunciones sexuales se pueden tratar de forma segura, integral y con un alto porcentaje de éxito. Sin embargo, para muchos de ellos, reconocer que tienen problemas en su desempeño sexual sigue siendo un tabú. De eso no hablan con los amigos, ni con el médico ni con la pareja, aun cuando para ella sea evidente.

Ante la sospecha de que algo puede estar mal con sus capacidades sexuales, ¿qué hacen? ¡Buscan en internet! No, señores, en estos casos, ni el buscador más famoso del mundo les puede dar un diagnóstico.

Hay que ser muy cuidadosos con la información que aparece en línea. Con el afán de permanecer en el anonimato, quienes padecen disfunción eréctil, eyaculación precoz, curvatura peneana o falta de deseo sexual, buscan en la privacidad de sus dispositivos móviles una respuesta que, generalmente, es equivocada.

Según datos proporcionados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), hasta 10% de los fármacos para “curar” las disfunciones sexuales que se venden por internet, son ilegales. Si estos productos no cuentan con el registro de las instituciones calificadas para hacerlo, ya nos damos una idea del por qué. ¡No son seguros!

 

Dónde acudir si tienes problemas en tu desempeño sexual.

Para tener un diagnóstico adecuado y saber cuál es el tratamiento que más conviene a cada quien, se debe acudir a una clínica de sexualidad, en el DF (CDMX) tenemos centros de atención Boston Medical Group México, líderes mundiales en salud sexual masculina, donde brindamos toda la información que el paciente necesite conocer sobre su padecimiento, con especialistas altamente calificados, una amplia gama de tratamientos de vanguardia y en total discreción.

Sabemos lo que significa para un hombre el no poder disfrutar de una vida sexual satisfactoria y cómo probablemente se sienta ante la idea de acudir a un consultorio. Por eso contamos con salas de espera individuales donde no hay interacción con otros pacientes.

Otro aspecto que distingue a nuestras clínicas de sexualidad, tanto en DF como en otros estados de la república, es el uso de alta tecnología como la terapia de ondas de choque, un innovador tratamiento para la disfunción eréctil o la enfermedad de Peyronie.

Cuando se presenta un problema de salud sexual, lo más sensato es buscar la opinión de un médico. Sólo un especialista puede diagnosticar de acuerdo a los antecedentes de la persona, estado de salud, sus hábitos de vida, comportamientos sexuales y relación de pareja para después, recomendar el tratamiento más adecuado. Es indispensable que se aborden todos los aspectos ya que, raras veces se deben a una sola causa.

Cuando un hombre ve disminuida su capacidad para satisfacer a su pareja y no se atiende, el estado emocional en el que cae puede afectar todos los aspectos de su vida. Vive un duelo silencioso que puede llevarlo a tomar malas decisiones, como automedicarse, gastar fortunas en remedios que no le sirven o esperar demasiado tiempo, agravando la patología y poniendo en riesgo su relación de pareja.

Si se trata a tiempo y en el lugar indicado, sin duda encontrará una buena solución.

Ya no vivimos en la edad media. Ahora es posible recuperar la alegría que nos proporciona el sexo. Acude a una de nuestras clínicas de sexualidad en DF o consulta en nuestra página www.bostonmedical.com.mx cuál es la más cercana a tu localidad.

No pongas tu salud en manos de cualquiera. Muchos siglos de investigación científica han servido para hacer felices a millones de parejas. Los pacientes que se han tratado en Boston Medical Group México, hoy gozan de una vida sexual plena.

 

Parar curar la disfunción eréctil, ¿debo ir a una clínica?

Para la mayoría de los hombres, acudir a una clínica de disfunción eréctil nunca es la primera opción cuando notan que algo anda mal. No debería ser así, pero es comprensible considerando que ellos mismos se valoran a través de su desempeño sexual, el tamaño de su pene o la satisfacción que proporcionan a la pareja.

Cuando su virilidad se ve en peligro debido a una disfunción sexual, la primera reacción es mantenerlo en secreto. No lo hablan con los amigos, ni con el médico ni con la pareja por temor a ser juzgados, por pudor o vergüenza. ¡Grave error! Porque es ahí donde empiezan los malentendidos.

Lo primero que pensará la pareja es que el problema es con ella: “ya no me ama”, “hay alguien más”, “ya no le gusto” … ¿Qué necesidad de crear conflictos? La disfunción eréctil puede desequilibrar todos los aspectos de la vida y afectar a tal grado el estado de ánimo, que incluso podría desencadenar en una depresión si no se busca ayuda.

Una anécdota del mundo del arte nos muestra que la disfunción eréctil no es algo nuevo y lo grave que puede llegar a ser. Al inicio del siglo XX, Picasso realizó una serie de cuadros donde predomina el color azul (1901 a 1904). Además de esa tonalidad, esta parte de su obra se caracteriza por el dibujo de figuras humanas distorsionadas y alargadas que representaban emociones como la melancolía, el dolor, la pobreza o la soledad. La etapa azul surge a partir de la tristeza en la que se sumió el pintor por el suicidio de su gran amigo Carles Casagemas. Tras un viaje que ambos realizaron a Paris en 1900, Carles cayó en una profunda depresión ocasionada por sus problemas con el alcohol y la impotencia sexual que ya padecía. Casagemas acabó por darse un tiro en la sien en una taberna de París, frente a su amor imposible, la modelo Germain Gargallo.

Esta historia no tiene nada de romántica, es una lástima que Casagemas haya llegado a ese extremo por no recibir atención. Hoy sabemos mucho más acerca de las patologías sexuales masculinas y la ciencia ha avanzado lo suficiente para poder tratarlas exitosamente.

 

Acudir a una clínica de disfunción eréctil es la puerta de entrada a recuperar la felicidad que nos proporciona una vida sexual sana y satisfactoria.

¿Cómo es una clínica de disfunción eréctil?

En Boston Medical Group México brindamos las técnicas más avanzadas para tratar la disfunción eréctil, eyaculación precoz, curvatura peneana y otras enfermedades relacionadas con la salud sexual masculina.

Un grupo de expertos en diversas disciplinas como urología y la sexología, dan asesoría de forma personalizada, con absoluta discreción, en salas de espera individuales que protegen la privacidad del paciente.  

El tratamiento médico integral es fundamental para solucionar la disfunción eréctil, desde la consulta de valoración y durante el seguimiento por el periodo de tratamiento.

Lo primero es determinar el diagnóstico con base en la historia clínica del paciente, la posibilidad de enfermedades preexistentes, su condición física, edad y estilo de vida, entre otros aspectos. El tratamiento se indicará de acuerdo a las causas del problema -que en 90% de los casos, son orgánicas, relacionadas con problemas circulatorios-. Por eso insistimos en la importancia de que sea un experto en salud sexual masculina quien realice la evaluación.

Muchos hombres recurren a internet buscando información o peor aún, a remedios milagrosos. La información en la red no siempre está avalada por médicos y los productos que se venden ahí, no cumplen con las regulaciones sanitarias de ley. Por algo será. La automedicación puede empeorar la situación y, mientras más tiempo pase, las posibilidades de recuperación disminuyen.

Los medicamentos disponibles en farmacias como las pastillas, son eficaces. Sin embargo, siempre deben administrarse en dosis muy específicas, en casos donde no afecten la salud del paciente, ya que muchas veces están contraindicados, como en casos de individuos con enfermedades cardiovasculares.

En Boston Medical Group México contamos con más de 21 años de ser la clínica de disfunción eréctil líder en innovación de tratamientos para disfunciones sexuales y hemos atendido con éxito a más de un millón doscientos mil pacientes.

¿Cómo saber si padezco disfunción eréctil?

Para saber si tienes un problema con tus erecciones, observa los siguientes síntomas:

  • No logras alcanzar la erección en al menos una de cada cuatro relaciones sexuales.
  • Tus erecciones son más débiles o rígidas.
  • Las erecciones espontáneas por la mañana son menos frecuentes.
  • Llegas al orgasmo pero con una erección incompleta.
  • Pierdes la erección al cambiar de postura.

También habla con tu pareja, su participación es muy importante para ayudarte a aceptar el problema. Que los dos reciban asesoría, lejos de crear conflictos, fortalecerá su relación; pasar por este proceso juntos, los mantendrá unidos.

En Boston Medical Group México, estamos para ayudarte a recuperar tu vida sexual, la confianza en ti mismo y la armonía en todos los aspectos de tu vida.

Los tratamientos profesionales que ofrece una clínica de disfunción eréctil, te ayudarán a prevenir problemas de salud a futuro, ya que la impotencia puede ser el primer síntoma de enfermedades más graves.

Aprovecha las posibilidades que el amigo de Picasso no tuvo. Tú y tu pareja tienen derecho a disfrutar de su vida sexual, es posible lograrlo si te pones en buenas manos.

En Boston Medical Group México nos comprometemos a mejorar la calidad de vida de miles de hombres trabajando en equipo, con integridad, ética profesional, innovación, investigación científica y trato personalizado.

Si detectas problemas de erección, acude a una de nuestras clínicas de disfunción eréctil lo antes posible.

 

Medicamentos para la disfunción eréctil vs alimentos afrodisiacos

A pesar de los avances de la ciencia en el tratamiento de las disfunciones sexuales, los medicamentos para la disfunción eréctil no son la primera opción para muchos hombres que padecen este problema; creen encontrar una solución más fácil en los afrodisiacos, que resultan ser más un mito que una alternativa médica.

La falta de información, la esperanza de que sea algo pasajero, la vergüenza o la resistencia a hablar del tema, los orillan a buscar remedios mágicos para mejorar el desempeño sexual.

Alimentos como la miel, el chocolate, los ostiones, higos o piñones, efectivamente tienen un gran valor nutricional y efectos positivos en la salud; pero de eso a que curen la disfunción eréctil o aumenten la potencia sexual, hay una gran diferencia. En el mejor de los casos, serán inocuos; consumidos en exceso, acabarán siendo perjudiciales. Las propiedades extraordinarias que se les atribuyen, pueden radicar más en la imaginación y el deseo de que funcionen, que en la realidad.

Una buena alimentación sin duda es necesaria para mantenerse en forma y prevenir enfermedades, pero si existe un problema de disfunción eréctil, no basta con comer bien, debe recurrirse a un tratamiento médico para la disfunción eréctil.

 

Entre los afrodisiacos que son consumidos por hombres que desean mejorar su desempeño sexual, existen algunos que se han convertido en un tema de interés mundial. El mercado negro de huevos de tortuga, aleta de tiburón, lenguas de pájaro, cuerno de rinoceronte, colmillo de tigre o buche de totoaba, ha provocado la extinción de especies como la vaquita marina. Esta maravilla de la naturaleza es el cetáceo más pequeño del mundo y sólo existe en México. Su población disminuye cada día de forma dramática al quedar atrapadas y morir accidentalmente en las redes de pesca ilegal de totoabas y otras especies para el consumo humano.

 

Además del daño ambiental, estos productos provocan graves daños a la salud de quien los consume, por su alto contenido de colesterol.

El sentido común debería advertirnos que ningún médico calificado o nutriólogo titulado, escribiría en una receta “Desayuno: huevos de tortuga. Cena: buche de totoaba.”

Por suerte, existen expertos en salud sexual masculina que podrán orientar a quienes padecen disfunción eréctil sobre el tratamiento adecuado para esta patología.

Medicamentos para la disfunción eréctil, una de las mejores alternativas que ofrece la ciencia.

Los fármacos orales han probado su eficacia en el tratamiento de la disfunción eréctil, por eso son de los más recomendados por los especialistas. Los hay de efecto inmediato y pasajero o bien, de uso frecuente con un efecto más largo. Son seguros, fáciles de usar y los efectos secundarios suelen ser bastante tolerables. Sin embargo, por ser vasodilatadores, hay casos en los que están contraindicados. Lo más sensato es acudir al médico para que elabore un diagnóstico; conociendo las causas y estado de salud general del paciente, él indicará si éste es el tratamiento que corresponde y cómo administrarlo.

 

Las micro inyecciones son otra alternativa de medicamento para la disfunción eréctil. Se recurre a ellas cuando los medicamentos orales no son opción para el paciente o ya no hacen efecto. Se trata de fármacos vasodilatadores que se aplican con un pequeño dispositivo directamente sobre el pene, produciendo la erección inmediata. Son indoloras y se usan en casa.

En casos muy particulares donde la disfunción eréctil es originada por falta de testosterona, se puede considerar un tratamiento a base de hormonas, pero dados sus efectos secundarios tan adversos, no es uno de los más usuales.

Lo más importante, sea cual sea la causa del problema o el grado de disfunción que se padezca, es saber que existen soluciones médicas, seguras y que dan resultados.

En Boston Medical Group México ofrecemos tratamientos integrales que incluyen la atención de los aspectos físicos y psicológicos, ya que rara vez las anomalías de salud sexual masculina, se dan si afectaciones emocionales.

Una vez evaluado el paciente en una consulta personalizada y establecidas las causas de su problema, se recomendará un tratamiento integral que consiste en tratar la disfunción eréctil tanto en la parte física como en la emocional.

Las consultas son totalmente personalizadas, con médicos expertos en sexología y en un ambiente totalmente privado.

 

Si presentas síntomas como:

  • Imposibilidad de lograr o mantener la erección durante el coito,
  • erecciones matutinas menos frecuentes o inexistentes,
  • pérdida de la erección al cambiar de postura,
  • falta de erección o erección débil en una de cada cuatro relaciones sexuales,

 

debes acudir al médico, ya que la disfunción eréctil pueden ser señal de una enfermedad más grave o algún problema de salud que debe atenderse.

La disfunción eréctil se puede tratar con ayuda profesional si se actúa a tiempo.

Salvar especies evitando el consumo de productos animales, es respetar nuestro planeta. Cuidarte a ti mismo y tu salud sexual, es un acto de amor a ti mismo.

Los remedios mágicos son una creencia popular que debe desaparecer. Infórmate, visita al médico y habla con tu pareja. Juntos pueden lograr que el tratamiento sea más rápido y exitoso.

Los medicamentos para la disfunción eréctil ganarán siempre la batalla contra los afrodisiacos.

Ahora ya lo sabes, si quieres hacer de este mundo un lugar más feliz para ti, para tu paraje, para todos; recupera tu vida sexual. Visita a los expertos de Boston Medical Group México, líderes en salud sexual masculina.

 

Tratamientos innovadores para disfunciones sexuales

¿Cómo te imaginas que es una clínica del sexo?

Ésta debe ser una de las preguntas más frecuentes que se hacen los hombres que padecen algún tipo de disfunción sexual. De hecho, es una de las búsquedas más frecuentes es internet.

Las respuestas que arrojan los buscadores no necesariamente son las más confiables. Afortunadamente, la ciencia hoy en día permite tratar la disfunción eréctil, eyaculación precoz, falta de deseo, curvatura peneana y otras patologías sexuales de una forma segura, con especialistas altamente calificados en salud sexual masculina y de forma integral.

Pero no siempre fue así. Hay miles de anécdotas en la historia que, además de interesantes, son muy ilustrativas acerca de cómo han avanzado las clínicas del sexo.

John Harvey Kellogg (1842) -¿te suena familiar el apellido?-, fue un respetado médico, muy religioso y miembro de la Iglesia Adventista del Séptimo Día. Él aseguraba que la mala alimentación, el alcohol, el tabaco o el café, eran causa de serias enfermedades intestinales. Hasta ahí, todo bien. Sin embargo, lo que llama la atención en su biografía, es su absoluta oposición a cualquier tipo de práctica sexual. Se dice que fue padre adoptivo de un gran número de hijos; no tuvo descendencia biológica porque nunca tuvo relaciones sexuales con su esposa.

Fue director del Sanatorio Battle Creek, allí se aseguraba de que a sus pacientes, se les lavara el estómago con edemas y grandes cantidades de agua. Para él, las enfermedades intestinales eran igual de dañinas que la masturbación. Aseguraba que lo picante o salado, estimulaba la libido; lo insípido, mantenía bajo control los apetitos sexuales. Así fue como creó las famosas hojuelas de maíz que hoy en día seguimos desayunando, aunque estamos seguros de que no tienen ningún efecto secundario sobre el deseo sexual.

Lejos de ser perjudicial para la salud como creía Kellogg, el sexo es fuente de bienestar físico y mental. En Boston Medical Group México sabemos lo que significa para un hombre y su pareja, poder disfrutar de relaciones sexuales plenamente satisfactorias y, sobre ese principio, desarrollamos tratamientos integrales que abordan los principales aspectos de la sexualidad masculina.

Desde 1997, año en que se abrió nuestra primera clínica del sexo, hemos atendido a más de 1,200,000 pacientes en todo el mundo, devolviéndoles la capacidad de recuperar su vida sexual.

 

¿Cómo es una clínica del sexo?

 

Una de nuestras premisas fundamentales es cuidar la privacidad del paciente. Para un hombre es difícil aceptar que tiene un problema con su desempeño sexual, lo es más todavía acudir a una revisión médica donde su principal temor es verse expuesto. Para nada es así. En Boston Medical Group México contamos con salas individuales donde nuestros visitantes no tienen contacto unos con otros. Un médico -experto en sexología- recibe al paciente y en una consulta única, determina el diagnóstico y tipo de tratamiento; todo con la más absoluta discreción y profesionalismo.

Ponemos al servicio del hombre, la más avanzada tecnología, el respaldo de años de investigación científica y el conocimiento de nuestros expertos.

No hay por qué sufrir en silencio. Son muchos los varones que, por falta de información o vergüenza, no se atienden. Es probable que piensen que es algo que deben enfrentar solos. La disfunción eréctil, por ejemplo, llega a afectar a 50% de los hombres entre los 40 y 70 años; pero sólo un bajo porcentaje de ellos buscan ayuda.

Una vez más, la historia nos demuestra que cualquiera, sin distinción de clase o edad, puede sufrir un problema de salud sexual. Por datos en su correspondencia personal y el testimonio de su amigo y confidente, Enrique Pavón, se sabe que el general Juan Domingo Perón era impotente.

El mismo Salvador Dalí, en su autobiografía, reconoce que antes de unirse a Gala, su esposa, creía ser incapaz de tener una erección. Decía “…descubrí que mi órgano sexual era muy pequeño, triste y blando.”

Entre 1914 y 1929, en una aldea húngara de Nagyrev, más de 300 hombres que volvieron de la primera Guerra Mundial, fueron envenenados por sus esposas debido a la impotencia que sufrían, seguramente por las heridas, mutilaciones o traumas producidos por la guerra.

En pleno siglo XXI sería absurdo pensar que alguien pudiera morir por tener disfunción eréctil o por ser eyaculador precoz, habiendo tantas alternativas de tratamiento médico disponibles.

La buena información y la asesoría de un experto en salud sexual masculina, es el camino para hallar la solución.

En Boston Medical Group México, fuimos pioneros en atender las disfunciones sexuales masculinas de manera integral. 95% de nuestros pacientes han encontrado nuevamente la felicidad en pareja y el disfrute del deseo sexual.

Las disfunciones sexuales pueden ser síntomas de otras enfermedades que deben ser tratadas, tal es el caso de diabetes, hipertensión, colesterol alto o enfermedades cardiovasculares. Por eso es muy importante que hagas los prejuicios a un lado. El miedo se quita tomando acción.

Las clínicas del sexo ya no son como la del señor Kellogg, ahora son lo más avanzado en el tratamiento de padecimientos sexuales masculinos.

Vuelve a gozar del placer que te da un cuerpo sano. En Boston Medical Group México, estamos para ayudarte con integridad, profesionalismo y discreción.

 

¿Eres eyaculador precoz? Realiza nuestro test y lo sabrás

En sus marcas, listos, ¡yaaah! Llegar al orgasmo muy rápido, ¿significa que sufres de eyaculación precoz? Hay un test para la eyaculación precoz que te puede indicar si es así.

 

Para empezar, ¿qué es muy rápido? Nadie tiene relaciones sexuales cronómetro en mano. La eyaculación precoz no necesariamente se mide en minutos, sino en el grado de satisfacción tanto del hombre como de su pareja. Es una cuestión de control.

El tiempo que tarda un hombre en eyacular depende de muchos factores: si está muy excitado, si es una nueva relación o lleva mucho tiempo con la misma pareja, el nivel de estrés, hipersensibilidad en el glande -una causa fisiológica poco común- el momento del día, en fin. No hay nada escrito ni cronometrado al respecto.

La eyaculación precoz es la incapacidad para controlar la eyaculación, cuando ésta se dispara sin desearlo ante el mínimo estímulo. Las causas pueden ser varias, pero lo más común es que se trate de un mal aprendizaje.

Si el hombre se ha acostumbrado desde el inicio de su vida sexual a eyacular de esta manera, muy probablemente la señal de que algo anda mal vendrá de su pareja. Tal vez hace 20 años las mujeres se quedaban calladas ante la falta de orgasmos. Ahora, no. Ellas reclaman su derecho a sentir placer. Es importante que lo hagan de la manera más amorosa posible, pero la comunicación es fundamental para detectar el padecimiento y encontrar una solución.

La presión que siente un hombre por ser bueno en el sexo es tan viejo como la historia de la humanidad. Gran parte de su seguridad radica en su desempeño sexual y si no cumplen con las expectativas, el miedo a ser descalificados los orilla a mantenerlo en secreto.

Podrán recurrir a otro tipo de prácticas como el sexo oral o la estimulación manual a la pareja, pero si ésta se vuelve la única forma de dar satisfacción a la mujer, terminará siendo rutinario y aburrido para ambos.

La técnica de presionar la punta del pene con el dedo ante la inminente eyaculación -desarrollada en la década de los 60 por los pioneros en terapia sexual, William Masters y Virginia Johnson- tampoco funciona; es como querer detener una gran fuga del grifo con la mano. Has de saber que el semen, al ser expulsado, alcanza una velocidad de 45 km/h.

No hay necesidad de privarse de relaciones sexuales completas si la eyaculación precoz tiene cura.

 

Afirman los expertos en salud sexual masculina, que las disfunciones sexuales, no se pueden solucionar si no se acude con un profesional en la materia. Sólo ellos sabrán qué preguntas hacer, evaluar el estado de salud del paciente, analizar su historial de prácticas sexuales y a partir de todos esos factores, elaborar un diagnóstico.

 

Si aún no estás seguro de que debes acudir al médico, puedes responder a este Test de eyaculación precoz:

 

  • ¿Eyaculas o has eyaculado, de forma involuntaria, en los juegos preliminares?
  • ¿Eyaculas o has eyaculado antes de intentar penetrar?
  • Durante la relación sexual, ¿eyaculas o has eyaculado al poco tiempo de penetrar?
  • ¿Has evitado encuentros sexuales, por temor a no poder controlar la eyaculación?
  • ¿Consideras que tus parejas han tenido algún problema para llegar al orgasmo durante la penetración?
  • ¿Varía el tiempo en el que eyaculas en función de la pareja sexual que tengas?
  • En general, ¿consideras que tienes problemas para controlar la eyaculación?

 

No te preocupes, éste no es un examen ni te da puntos para evaluar qué tan bueno eres en el sexo; pero si respondiste afirmativamente a más de una de las preguntas, lo más conveniente es que hagas una cita con un médico especialista.

 

En Boston Medical Group México estamos para ayudarte. Nuestro equipo de Urólogos y Sexólogos te asesorará acerca de este problema en una consulta única, privada y con total discreción. Él médico determinará las causas que están generando la eyaculación precoz y te recomendará un tratamiento integral que incluye medicamento, ejercicios para practicar en casa y asesoría sexológica.

Los tratamientos que brindamos son accesibles y han mostrado resultados exitosos en miles de pacientes que, al seguir rigurosamente las instrucciones sugeridas, consiguen mantener relaciones sexuales prolongadas. Otro dato importante es que, una vez solucionada, esta disfunción rara vez vuelve a presentarse.

Cuidar tu salud también es importante, una dieta balanceada y actividad física, mantendrá tu organismo en buena condición. Libérate del estrés, la ansiedad no es amiga del buen sexo; aprende a controlar tu respiración, tus pensamientos y sobre todo, no te juzgues. Una cosa es observar y otra la autocrítica negativa.

Las relaciones sexuales no son una competencia de tiempo o una carrera de obstáculos. Redescubre la belleza del erotismo. Relájate y disfruta. El sexo es parte importante de la vida y tanto tú como tu pareja tienen la posibilidad de gozarla al 100%.

Si tienes dudas o necesitas más información, contacta a los expertos de Boston Medical Group México, líderes mundiales en salud sexual masculina.

 

La clínica de sexualidad que nació en DF y hoy es líder en CDMX

La Ciudad de México está repleta de rincones para disfrutar del amor…y del sexo: divertidos hoteles con fachadas de colores, románticos cafés, sex shops, bares y por supuesto clínicas de sexualidad. Sí, en el D.F. nació la clínica que hoy es líder en salud sexual masculina.

Hoy en día, todos los chilangos tenemos la posibilidad de vivir nuestra sexualidad plenamente, aun quienes padecen de disfunción eréctil, eyaculación precoz, falta de deseo o curvatura peneana.

La ciencia está al servicio de todos y en Boston Medical Group México la utilizamos para devolver a nuestros pacientes, la alegría que nos proporciona el sexo.

Tenemos mucha suerte de vivir en una ciudad como ésta y en el siglo XXI. La sexualidad humana es un campo de investigación amplísimo donde siempre hay algo nuevo por descubrir. Las disfunciones sexuales ya no tienen por qué ser motivo de disolución de parejas ni de sufrimiento para nadie.

En la época de la Inquisición, la impotencia se usaba como instrumento de control, temor y venganzas contra los ciudadanos. Las mujeres, aburridas de sus maridos, los denunciaban como impotentes ante los tribunales, que los obligaban a desnudarse, tener una erección y eyacular delante de todo el pueblo. Quienes fallaban en la prueba, eran señalados como víctimas de un maleficio o como cornudos, ya que su hijos dejaban de considerarse suyos; relegándolos a vivir en la marginalidad.

La llegada de dos corrientes científicas en el siglo XIX, empezó a arrojar un poco de luz sobre este tema del que muy poco se sabía. Por un lado, la fisiología se dedicó a estudiar las causas orgánicas de la disfunción eréctil. Desde otro ángulo, Freud fue quien abordó las causas psicológicas. Para él, este padecimiento tenía su raíz en el complejo de Edipo. Aun cuando estas teorías no eran del todo acertadas, fueron el primer antecedente del tratamiento integral que hoy, sabemos, es la forma en que se deben atender los problemas de salud sexual masculina.

Con la revolución sexual surgida en los años 60, los hombres se vieron ante un cambio de actitud de las mujeres, quienes reclamaron por primera vez el derecho a disfrutar de su sexualidad. Este nuevo comportamiento dejó al género masculino, acostumbrado a relaciones tradicionales donde ellos llevaban la batuta, en absoluto desconcierto. Ni qué decir de cómo se sentiría un hombre incapaz de satisfacer los deseos de su pareja.

Si bien las disfunciones sexuales ya no son vistas como una oscura maldición, para los varones siguen siendo una preocupación que desequilibra todos los aspectos de su vida.

Y ahora, ¿quién podrá ayudarnos?

Boston Medical Group México cuenta con clínicas de sexualidad en DF y el resto de la república. Cada día, miles de pacientes encuentran con nuestros especialistas, soluciones exitosas para sus problemas de disfunción eréctil, eyaculación precoz y otros padecimientos relacionados con su salud sexual.

Gracias a los avances en medicina y tecnología, podemos brindar tratamientos seguros, accesibles, que abarcan todos las disciplinas necesarias para que ellos recuperen la salud y la seguridad en su desempeño sexual. 95% de los pacientes que se han tratado en Boston Medical Group México, hoy tienen una vida sexual plena.

El mejor tratamiento es el que empieza con un diagnóstico correcto. Sólo un especialista puede determinar las causas de la disfunción a partir de los antecedentes de la persona, su estado de salud, hábitos de vida y conductas sexuales.

La automedicación o las recomendaciones que no provienen de un médico especializado, no son seguras y pueden agravar la patología.

Así que olvidémonos de prejuicios y vergüenzas. El sexo no sólo es algo que debe ser visto con naturalidad, sino que es fuente de salud, felicidad y placer. ¿Por qué privarte de eso?

Acudir a una clínica de sexualidad es tan normal como ir al ortopedista cuando te duelen la espalda o las rodillas. La disfunción eréctil, eyaculación precoz o falta de deseo se pueden curar más fácilmente de lo que te imaginas.

Sabemos lo que significa para un hombre el no poder disfrutar de una vida sexual satisfactoria y cómo probablemente se sienta ante la idea de acudir a un consultorio. Por eso contamos con salas de espera individuales donde no hay interacción con otros pacientes.

En la Ciudad más grande, divertida y vibrante del mundo hay millones de opciones para vivir el amor a tope.

Si tienes problemas con tu vida sexual, habla con tu pareja y acudan a una de nuestras clínicas de sexualidad en DF ahora CDMX.

En Boston Medical Group México podemos ayudarte a recuperar esa parte fundamental de la vida a la que todos tenemos derecho: el buen sexo.

 

¿Puedo tomar pastillas para la disfunción eréctil?

A medida que el organismo empieza a envejecer, es normal que vayan disminuyendo algunas de sus capacidades. Tal vez el dolor de espalda no sea tan importante para un hombre, pero si lo que ve minado es su desempeño sexual ¡auxilio! Eso sí que le duele.

Las pastillas para la disfunción eréctil son una de las soluciones más eficaces, pero su uso implica una gran responsabilidad tanto para el paciente como para el médico que las receta.

Aristóteles (384 a. C.-322 a. C.), filósofo y científico griego, afirmaba que el pene tenía tendones y cartílagos que se hinchaban por medio del aire. Por años se creyó que el mecanismo de la erección se debía a un “gas misterioso”.

El médico persa Avicena ( 980 d. C.-1037 d. C.), en su obra “Canon sobre Medicina” decía que la erección se debía a una fuerte ventosidad suministrada por el Spiritus desiderativus. Con esta creencia, los varones comían grandes cantidades de garbanzos para generar gases y así, estimular la potencia sexual.

 

De pastillas para curar la disfunción eréctil, ¡ni hablar!

Fue Leonardo Da Vinci quien acabó con estas teorías al descubrir que la erección se producía por la presencia masiva de sangre en las arterias del pene. Él había observado que a los hombres ejecutados por ahorcamiento, frecuentemente se les producían erecciones reflejas. Cuando analizó el pene a los cadáveres, pudo comprobar que el miembro estaba lleno de sangre, no de gas, como sostenía Aristóteles.

Cuando un hombre se excita, el cerebro envía señales a los órganos genitales, así, las arterias del pene se dilatan para permitir que los cuerpos cavernosos se llenen de sangre, lo que provoca la erección. Cuando el flujo sanguíneo es deficiente, este proceso no se lleva a cabo correctamente, lo que resulta en la imposibilidad de alcanzar la erección.

Gracias a los avances de la ciencia, hoy sabemos con certeza que la disfunción eréctil no se cura comiendo garbanzos o frijoles.

Las pastillas para la disfunción eréctil, ¿funcionan?

Las alternativas de tratamiento para la disfunción eréctil son variadas y en la mayoría de los pacientes, dan buenos resultados. El tratamiento depende de las causas que originen el problema. Si como en el 90% de los casos, se debe a factores orgánicos, principalmente problemas vasculares o circulatorios, la recomendación más común son los medicamentos orales o pastillas.

El Sildenafilo, Tadalafil, Vardenafilo o Lodenafil son activos que favorecen la producción de óxido nítrico, encargado de relajar los músculos en los cuerpos cavernosos, lo que permite una adecuada circulación de la sangre que llega al pene y con ello, la erección.

¡Alto! Antes de que corras a la farmacia o a buscar en internet, debes saber que estos fármacos son de uso muy delicado. Las pastillas para tratar la disfunción eréctil funcionan, siempre y cuando se administren en las dosis correctas y a partir del diagnóstico que determine un médico, tomando en cuenta las características, historia clínica, estilo de vida y necesidades de cada paciente.

Sólo un médico experto en salud sexual masculina, conoce las diferencias entre un activo y otro, si el paciente puede tolerar los efectos secundarios (mareos, dolor de cabeza, visión borrosa, diarrea, enrojecimiento de la piel o desmayos, entre otros), o si el estado de salud del individuo le permite tomar un medicamento vasodilatador.

Si crees que padeces disfunción eréctil, lo que debes hacer es acudir a una consulta médica donde te hagan un diagnóstico detallado, se determinen las causas de tu problema y se asigne un tratamiento integral, que incluya asesoría sexológica y al que se dé un seguimiento minucioso.

En Boston Medical Group México tenemos un equipo de profesionales altamente calificados para atender disfunciones sexuales basados en innovación científica, investigación médica y tecnológica, ética, integridad y discreción.

La automedicación nunca es recomendable, especialmente cuando tu salud en general está involucrada. La disfunción eréctil puede ser el primer síntoma de una enfermedad más grave que no ha sido detectada. Un examen clínico riguroso te dirá si eres candidato o no al tratamiento con fármacos.

¿Quiénes NO deben tomar pastillas para disfunción eréctil?

Hay ocasiones en las que los medicamentos orales como los antes mencionados, están totalmente contraindicados. Si el paciente padece enfermedades cardiacas,

hipertensión o presión demasiado baja, enfermedades hepáticas, si recibe diálisis por insuficiencia renal o no puede evitar el consumo de alcohol, definitivamente no se recomienda el uso de pastillas.

¡Ánimo! Para ellos hay alternativas muy avanzadas como la terapia de ondas de choque, ondas de baja intensidad que estimulan la regeneración de los tejidos y las arterias del pene para permitir un adecuado flujo sanguíneo.

Puede darse el caso también de algunos medicamentos para la depresión o la hipertensión que provoquen disfunción eréctil; si es tu caso, pregunta a tu médico por una alternativa que no interfiera con este tratamiento.

Las pastillas para la disfunción eréctil suelen ser bien aceptadas por los pacientes debido a su facilidad de uso, la rapidez del efecto y su buen grado de seguridad. Sin embargo, el mercado negro y la piratería se han aprovechado del temor de los hombres a hablar de este tema. Buscando el anonimato, prefieren comprar en línea o con vendedores ambulantes. Si te lo venden sin receta, ¡cuidado! Se trata de una estafa que pone en peligro tu dinero y sobre todo, tu salud.

Aquí te damos algunos consejos para resolver tu problema de disfunción eréctil de forma segura:

  • Acude a uno de nuestros centros Boston Medical Group México.
  • No te automediques.
  • Sigue rigurosamente las instrucciones de tu médico, recuerda que el tratamiento debe ser integral.
  • Si te recetan medicamentos, tómalos en la dosis y horario indicados.
  • Completa tu tratamiento.
  • Hazte un chequeo médico completo una vez al año.

Sabemos lo que significa para todos los seres humanos el disfrutar de una vida sexual completa y satisfactoria. Por eso nos preocupamos por ofrecer los mejores tratamientos para la disfunción eréctil. Las pastillas son una buena opción si se usan bajo vigilancia médica.

Acude con los expertos en salud sexual masculina de Boston Medical Group México y recupera la alegría del sexo con tu pareja.

 

Mi pene está curvo: Curvatura peneana o Enfermedad de Peyronie

¿Te has fijado hacia dónde apunta tu pene cuando está erecto? Que tu pene tenga una ligera curvatura es normal, pero si notas que esa curva es sinuosa o de pronto tu pene se dobla de forma inusual, Precaución: podríamos estar ante un caso de Curvatura peneana o Enfermedad de Peyronie.

François Gigot de La Peyronie, médico francés y cirujano del Rey Luis XV, fue el primero en describir esta enfermedad (año 1743) como “la aparición en el pene de un lecho arrosariado de tejido fibroso que origina una incurvación apical durante la erección”.

Tal vez no sea muy agradable pasar a la historia con tu nombre asociado a una enfermedad en el pene, pero gracias a este célebre doctor, hoy sabemos qué es la curvatura peneana y cómo tratarla.

Como ya hemos dicho en otras ocasiones, ningún pene es igual a otro, algunos pueden verse ligeramente inclinados; si esto no representa un problema para tener relaciones sexuales o no va acompañado de dolor en la erección, no hay de qué preocuparse.

Pero si la curva es más pronunciada de lo normal, las erecciones son dolorosas o se dificulta la penetración, es necesario acudir con el urólogo especialista en salud sexual masculina para que haga una revisión y elabore un diagnóstico.

Como ocurre con todas las patologías sexuales del hombre, la Curvatura peneana o Enfermedad de Peyronie suele tardar en diagnosticarse por la resistencia del paciente a aceptar que padece una anomalía o bien, porque su pene siempre se ha visto igual y sin un punto de comparación, no sabe que algo puede estar mal.

Desde que aparecen las primeras erecciones, un adolescente podría notar que su pene no está recto o le duele. En este es el caso, hay que informar a los padres para que se busque atención médica.

La curvatura del pene puede presentarse también de manera repentina en hombres de cualquier edad. Si no se recibe tratamiento, el problema podría agravarse o peor aún, volverse incurable.

 

Precaución: pene en forma de gancho

 

¿Cómo saber si la curvatura de un pene es normal o no? No es que exista un estándar, pero sí se pueden observar las señales:

  • Inesperadamente notas que con la erección, tu pene se curva visiblemente hacia cualquier lado (izquierda, derecha, arriba o abajo), y además, tienes dolor.
  • No puedes conseguir la erección (por tejido muy calcificado o reflejo por miedo a sentir dolor).
  • Notas alteraciones en el tamaño de tu pene (se hace más corto o estrecho).
  • No logras concretar la penetración por la deformación o porque les produce dolor a ti o a tu pareja.

 

Causas de la curvatura peneana.

 

Aún no existe una total claridad sobre el verdadero origen de este padecimiento, pero la investigación y experiencia en millones de hombres desde la época de Gigot de La Peyronie, nos revela algunas posibles causas:

Malformación congénita. Los cuerpos cavernosos del pene son dos cilindros que se llenan de sangre para producir una erección. Cuando hay una diferencia de tamaño entre los dos cuerpos cavernosos, puede reflejarse en una curvatura que será visible desde las primeras erecciones.

Enfermedad de Peyronie. Se trata de la aparición de tejido fibroso o cicatricial en los cuerpos cavernosos del pene. Cuando el pene debería estar totalmente erecto, el tejido cicatrizado impide que se extienda por completo, se ve curvo o doblado anormalmente. También puede existir dolor en la erección. Si el tejido llega a calcificarse, se corre el peligro de que el pene se reduzca de tamaño. Por eso, al detectar los primeros síntomas, se debe acudir al médico.

Traumatismo en el pene. La lesión puede ser provocada por un golpe o movimiento brusco durante el coito, provocando una cicatriz en el tejido de los cuerpos cavernosos.

 

Volver al camino recto o cómo curar la curvatura peneana.

 

Existen datos no científicos, más basados en creencias populares antiguas, de que esta enfermedad podía curarse tomando un preparado de agua, clara de huevo, cloruro de magnesio y otras sustancias**. Obviamente se trata de una falacia.

El Dr. Jorge Barba Villalobos, Urólogo y Director Médico de Boston Medical Group México, afirma que la terapia de ondas de choque, es el tratamiento más eficaz para la curvatura peneana o Enfermedad de Peyronie. Se trata de una serie de impulsos electromagnéticos de baja intensidad que ayudan a regenerar el tejido, fragmentar la fibrosis y a la formación de nuevos vasos sanguíneos en los cuerpos cavernosos del pene. La administración de estas ondas se aplica en el consultorio con la tecnología más avanzada, no producen dolor y el paciente puede seguir con su vida normal.

Los hombres que se han tratado con este tipo de terapia, notan un buen grado de mejoría tanto en la rigidez de sus erecciones como en la disminución del dolor.

Existen diferentes opiniones médicas acerca de otros tratamientos como la medicación, inyecciones locales o en casos graves, cirugía. Como en todo, depende del médico y de las características del paciente. Sin embargo, hoy se sabe que la cirugía puede empeorar el estado del tejido fibroso si el paciente no tiene un buen grado de cicatrización.

La curvatura peneana se puede corregir o mejorar si se detecta a tiempo. Mantente atento a las señales y si ves alguna curva peligrosa, acude con las autoridades en la materia.

En Boston Medical Group México, líderes mundiales en salud sexual masculina, podemos ayudarte a recuperar tu vida sexual con tratamientos integrales avanzados y respetando totalmente tu privacidad.

Si conoces tu cuerpo, puedes detectar cualquier cambio. La curvatura peneana es un obstáculo para disfrutar de relaciones sexuales placenteras y también tiene repercusiones en la autoestima.

No dejes pasar más tiempo.